Berisso: propuestas de candidatos al Concejo Duras críticas al oficialismo

"La gente ve el atropello, el abuso, percibe que el intendente se maneja como si Berisso fuese su propiedad y ya no cree en las promesas de obras que se anuncian y se vuelven a anunciar pero nunca se hacen aún cuando desde la Nación les envían el dinero para hacerlas", señala Néstor Juzwa que va en los comicios del domingo 28 de este mes por la reelección como concejal por el peronismo disidente enrolado en Unión Pro.
El ex intendente berissense desgrana críticas a Enrique Slezack, su sucesor en el cargo desde 2003 y candidato por el kirchnerismo, a quien le vaticina que "la historia lo va a recordar como el peor administrador que tuvo Berisso por el déficit que acumula y por la forma en que ha malgastado los recursos de los vecinos y además por ser el político que más cosas prometió y menos cumplió, porque toda su gestión está basada en anuncios de licitaciones y de convenios y de gestiones pero de realidades, ninguna".

Entre sus propuestas Juzwa plantea "la necesidad de recuperar el Plan Vida que fue destruido por esta gestión y que, como primera consecuencia, produjo un aumento en la mortalidad infantil porque a la gente se la ha dejado a la buena de Dios". Y critica también lo que califica como "artimañas del oficialismo, como que se le diga a 3.000 personas que les van a dar una vivienda cuando apenas hay en realidad sólo hay 200 para entregar, lo que habla del desprecio que esta gestión municipal siente por la necesidad y la esperanza de la gente".

Duras críticas al oficialismo

"La gente ve el atropello, el abuso, percibe que el intendente se maneja como si Berisso fuese su propiedad y ya no cree en las promesas de obras que se anuncian y se vuelven a anunciar pero nunca se hacen aún cuando desde la Nación les envían el dinero para hacerlas", señala Néstor Juzwa que va en los comicios del domingo 28 de este mes por la reelección como concejal por el peronismo disidente enrolado en Unión Pro.

El ex intendente berissense desgrana críticas a Enrique Slezack, su sucesor en el cargo desde 2003 y candidato por el kirchnerismo, a quien le vaticina que "la historia lo va a recordar como el peor administrador que tuvo Berisso por el déficit que acumula y por la forma en que ha malgastado los recursos de los vecinos y además por ser el político que más cosas prometió y menos cumplió, porque toda su gestión está basada en anuncios de licitaciones y de convenios y de gestiones pero de realidades, ninguna".

Entre sus propuestas Juzwa plantea "la necesidad de recuperar el Plan Vida que fue destruido por esta gestión y que, como primera consecuencia, produjo un aumento en la mortalidad infantil porque a la gente se la ha dejado a la buena de Dios". Y critica también lo que califica como "artimañas del oficialismo, como que se le diga a 3.000 personas que les van a dar una vivienda cuando apenas hay en realidad sólo hay 200 para entregar, lo que habla del desprecio que esta gestión municipal siente por la necesidad y la esperanza de la gente".

"Que no jueguen con la gente"

"Hace poco se cumplieron diez años de la compra de los terrenos del parque industrial y desde entonces el peronismo de Berisso nos está hablando de empresas que vendrán a radicarse para dar trabajo; estamos hartos de que jueguen con la esperanza de la gente".

El que dispara contra las gestiones justicialistas que gobiernan Berisso desde 1983 es Jorge Nedela, el candidato a concejal que impulsa el radicalismo, partido que decidió no integrar el Acuerdo Cívico pero que cuenta con el apoyo de fuerzas progresistas que se referencian con Elisa Carrió y Ricardo Alfonsín, como la línea Leandro Alem de la Coalición Cívica que lideran Lito Kalis y Miguel Gambardella. Por estos días Nedela recorre los barrios con la propuesta de la Lista 3 viajando en sulky.

Para Nedela, en esta elección los berissenses tendrán "oportunidad de equilibrar el Concejo Deliberante, donde de los 18 concejales que lo integran, 16 son de extracción peronista, entre kirchneristas y no kirchneristas, mientras hay barrios abandonados como Villa Argüello, Villa Progreso y El Carmen, donde el municipio considera a esos berissenses habitantes de segunda, y donde la inseguridad llega a a tal punto que hay zonas en las que los vecinos han tenido que pagar peaje para poder pasar". Nedela -abogado, 37 años, casado, un hijo-, insta a los jóvenes a acompañarlo "para llevar adelante una política juvenil que atienda sus inquietudes, porque hoy el Municipio tiene una dirección de Juventud paralizada".

Comentá la nota