Bergoglio eligió hablar del egoísmo en Neuquén

El cardenal Jorge Bergoglio participó de la peregrinación a la Virgen de Luján que se hace todos los años (fue la número 29) a Centenario. "El egoísta es un fracaso", dijo en su mensaje.
El cardenal primado de la Argentina, Jorge Bergoglio presidió este domingo en Centenario la misa que culminó con la tradicional peregrinación de la Virgen de Luján, en su 29º aniversario. Lo hizo junto al obispo de Neuquén, Marcelo Melani, quien hace poco fue protagonista de una campaña mediática según la cual se lo quería desplazar del obispado desde el Vaticano.

Melani nunca aceptó oficialmente tal intención, sino que hizo alusión a su próxima jubilación y que si el Vaticano nombraba un obispo coadjutor sería bienvenido "como un hermano".

Ante miles de fieles que recorrieron casi 20 kilómetros desde la capital neuquina y otras poblaciones aledañas, Bergoglio durante su homilía llamó a dejar de lado el egoísmo de las personas y a compartir y ayudar al otro.

"Nuestra Madre (la Virgen de Luján) presurosa no se fija en sí misma sino que va a servir. Darse a los demás, estar en la ayuda de los demás, salir de sí mismo para estar al servicio de los demás", dijo.

Señaló que "las propuestas que nos da el espíritu mundano, pagano, son las contrarias. No son este gesto, son vivir para vos, acumular para vos, juntar para vos y configuran esa imagen de ese hombre y mujer egoísta que tiene un nombre en castellano y se llama 'yo, me, mi, conmigo, para mí'".

Agregó que esa persona "vive así, encerrado en él y acumula para él. El egoísta engorda en su egoísmo".

"El egoísta es un fracasado, termina fracasado y la gran opción de la vida es la que nos enseña ella (por la Virgen) o sos un servidor o sos un fracasado", expresó.

La misa se desarrolló junto al obispo de Neuquén, monseñor Marcelo Melani bajo el lema "Madre, ayúdanos a renovarnos en Cristo servidor".

Melani saludó y agradeció a los peregrinos que masivamente participaron de la peregrinación que todos los años en el mes de septiembre se realiza entre las ciudades de Neuquén y Centenario.

"Estoy muy alegre y muy contento en este momento de vida familiar. Al menos nos encontramos en familia una vez al año para poder retomar juntos nuestro compromiso", dijo.

"El mensaje de este año es que seamos capaces de asumir esa actitud que tuvo el Señor, ese gesto que tuvo para con los demás", agregó.

Comentá la nota