Bergoglio denunció amenazas contra un sacerdote "villero"

Bergoglio denunció amenazas contra un sacerdote "villero"
Había firmado, con otros, que "la droga está despenalizada de hecho" en las villas.
Uno de los firmantes del reciente comunicado de una veintena de sacerdotes de la arquidiócesis sobre el gravísimo problema de la droga, fue amenazado este martes. Sabemos que estas amenazas no son chaucha y palito. no sabemos en qué va a terminar". La sorpresiva denuncia, hecha por la principal autoridad eclesiástica del país, el cardenal Jorge Bergoglio, sacudió ayer a los cerca de 7.000 docentes y alumnos de escuelas públicas y privadas que asistían frente a la Catedral Metropolitana a la tradicional misa anual por la educación.

El documento de los llamados "curas villeros" de hace dos semanas había tenido una amplia repercusión. Allí se decía que la droga "está despenalizada de hecho" en los asentamientos de la Ciudad como consecuencia de lo que los sacerdotes consideraban una casi total inacción de los diversos estamentos del Estado ante el flagelo. Era también una elíptica manera de criticar a los fogoneros de la despenalización del consumo, como el ministro de Justicia y Seguridad, Aníbal Fernández.

Pero la denuncia de Bergoglio, un hombre de bajo perfil, hecha en un marco tan relevante, reactualizó y sumó gravedad -si es que hacía falta- al señalamiento de los sacerdotes. Si bien no se dieron detalles de la amenaza -el modo en que fue hecha- ni el nombre del sacerdote, Bergoglio dejó en claro con sus palabras que le atribuye relevancia. Además, dobló la apuesta y dijo que la inquietud de los "curas villeros" no es sólo una cuestión de ellos, sino "mía y de todos los obispos auxiliares que apoyamos esta declaración".

"No tienen idea lo grave que es la propuesta de la droga, esta corrupción que llega incluso a repartirse en las puertas de los colegios, pero hablás, denunciás una tiniebla que es ofrecida por los mercaderes de las tinieblas en las puertas mismas de los lugares donde están los chicos y te viene la amenaza", afirmó. Sin embargo, señaló la necesidad de dar batalla porque "tenemos que defender la cría, perdonen la palabra, porque a veces este mundo de las tinieblas nos hace olvidar de ese instinto de defender la cría".

La denuncia tuvo repercusión en el Gobierno. El propio Fernández dijo que no le sorprendía: "Nos van a seguir amenazando, no sólo a los curas, sino a los funcionarios que estamos trabajando en este tema, sólo que nosotros no lo hacemos público". Trascendió que el sacerdote amenazado, junto con el obispo auxiliar de su zona, radicaron la denuncia en la comisaría correspondiente.

La misa por la educación es organizada por la Vicaría de la Educación de la curia porteña, que encabeza el padre Juan Torrella, quién rogó para que "rompamos las cadenas que nos esclavizan, como la droga, y podamos hacer realidad el sueño de la Revolución de Mayo". El titular del Consejo de Educación de la arquidiócesis, José Del Corral, dijo que "la droga está en todas partes, lo único que cambia es el precio y la calidad".

Comentá la nota