Bergman: "Cleto es el único político que se resucitó a sí mismo"

Bergman: "Cleto es el único político que se resucitó a sí mismo"
El rabino disertó en Mendoza y habló del Vice, de Kirchner y de la necesidad de que los ciudadanos se involucren más.
"La Argentina está sobrediagnosticada. En los cafés, en las casas, en el trabajo, todos opinamos ?sufre de esto', ?hay que operarla de aquello'... pero nadie está dispuesto a entrar al quirófano. Nos impresiona la sangre, el enchastre. Y mientras nosotros seguimos charlando lo que se debe hacer, entra a cirugía un carnicero". Esta fue una de las tantas metáforas que utilizó el rabino Sergio Bergman para exhortar a los mendocinos a que cumplan con su rol ciudadano.

En su visita a Mendoza, el mediático religioso habló de todo frente al nutrido público que se reunió en el auditorio Adolfo Calle. Dijo que el Congreso actual es legal, pero no legítimo para tratar las leyes que están en debate. Defendió a Bergoglio, "criticado porque ahora la Iglesia habla". Se refirió a la televisación del fútbol, a los superpoderes, a las relaciones carnales con Venezuela y hasta se permitió hacer un análisis teológico de la figura de Julio César Cobos. Finalmente, invitó a formar "asociaciones lícitas" para dejar un mejor país a las generaciones futuras.

Cada una de las estudiadas frases de su alocución tuvo la intención de despabilar a los presentes y hacerlos reflexionar "que el drama de la Argentina no son los malos sino los mediocres". "Nuestro problema es de estructura, no de coyuntura. Siempre reaccionamos tarde y mal. La alarma cívica se prende sólo cuando lo que pasa en lo público me afecta el bolsillo", dijo y agregó: "Nuestra participación se limita a 15 minutos cada dos años, cuando votamos según el marketing electoral. Después huimos a lo privado, a enterarnos por tele lo que nos hacen. La omisión también es un pecado".

Respecto del ejercicio electoral, se centró en el deterioro de las prácticas democráticas -"donde el voto se intercambia por cualquier cosa"- y apuntó que "lo que vale no es la denuncia, sino la memoria". Este punto le sirvió para graficar la incoherencia ciudadana: "Hace ocho años salimos a las calles a gritar ?reforma política ya' y continuamos con las listas sábanas, donde nos siguen acostando a todos".

También mostró el desatino ciudadano cuando "cree que el campo ganó la batalla", cuando nadie salió a protestar frente a los cambios del sistema previsional ("aquí se trató en 21 días lo que en Chile requirió un debate de un año"), cuando se permiten los superpoderes y no se deja actuar libremente a los tres poderes que indica la Constitución y cuando se "trata como héroe a un Cobos, que lo único que hizo fue cumplir con su rol de representante".

"Más que político, el de Cleto es un caso teológico: es el único político argentino que se resucitó a sí mismo", dijo sobre el Vicepresidente y despertó carcajadas en el público, incluso en la hermana del aludido, Alicia Cobos. También definió a Duhalde como el "padre de la criatura" y en Moyano diferenció la protesta de la mafia sindical.

Pocos políticos y sí muchos ciudadanos comunes -sobre todo empresarios y académicos- respondieron a la convocatoria de Nuestra Mendoza. Frente a ellos, el rabino tildó de "vergonzosa" la decisión oficial de utilizar recursos estatales en el fútbol, cuando hay argentinos que mueren de hambre. "Al menos los romanos eran más generosos; le daban el pan, el chori... aquí es sólo circo", ironizó.

Con una verborragia sorprendente, Bergman se explayó sobre la psicología perversa del Gobierno, que espera y ataca a su tiempo. "De a uno por vez, primero al campo, después a Clarín", indicó. Ejemplificó que adelantaron las elecciones, pero no la asunción de los legisladores. "La Ley de Radiodifusión debería ser votada por el Congreso que elegimos el 28 de junio y no a las apuradas", señaló.

Comentá la nota