Berazategui, un nuevo boom en industrias y barrios cerrados

De norte a sur. Esa sería la nueva tendencia de inversión del mapa bonaerense. Primero fue Campana, después Pilar y más acá en el tiempo Tigre.
Ahora, con apenas 220 kilómetros cuadrados de superficie, Berazategui se perfila como la próxima plaza fuerte y va camino a convertirse en una suerte de capital de parques industriales y countries: 320 son las empresas que sumó en los últimos 6 años, 100 son las que buscan aterrizar en predios de ese municipio, y 18 son los barrios cerrados con los que contará a partir del año que viene, según cifras oficiales.

A un paso de La Plata -el límite es el Parque Pereyra Iraola- y a 25 kilómetros de capital federal, Berazategui parecería tener ahora el imán para atraer inversiones. Entre los que ya están funcionando y los que se comercializarán en los próximos meses, en el municipio bonaerense ya se levantan 6 predios industriales que en total ocupan 170 hectáreas.

Algo similar ocurre con los barrios cerrados. Es que en la tierra de la "Capital nacional del vidrio" -como se conoce al municipio bonaerense por el desembarco de la cristalería Rigolleau en 1906- se multiplican los desarrollos inmobiliarios. Y es que además del exclusivo Abril que se levanta en Hudson -en el kilómetros 32 de la Autopista-, a partir del año que viene serán 18 los emprendimientos que funcionarán en Berazategui, según datos de la dirección de Desarrollo y Vivienda (ver aparte).

El fuerte desembarco de inversores tiene sus números. Concretamente, Berazategui ostenta obras de cloacas en un 85 por ciento, un número que lo coloca por encima de San Isidro; cubre el servicio de gas en un 95 por ciento; y lleva agua al 100 por ciento de los hogares a través de un servicio que es propio y municipal, explican fuentes comunales consultadas por el diario.

Pero hay algo más y tiene que ver con facilidades. Los inversores que radican empresas en los parques industriales de Berazategui tienen 5 años de gracia en materia impositiva, se explicó. Seguridad e higiene, motores, habilitación y derecho a la construcción son los ítems de los que quedan eximidos durante ese período. Con todo, a los beneficios locales se suman las promociones industriales que actualmente ofrece la Provincia.

"Nos eligen por una cuestión geográfica, porque tenemos un alto nivel de infraestructura y también porque la industria moderna entiende que la mejor forma de trabajar es dentro de urbanizaciones o parques cerrados", señala Raúl Sabbatini, secretario de Producción de Berazategui.

Sabbatini coincide con la idea de una nueva tendencia en el mapa bonaerense de inversiones. Dice que "todo el esfuerzo se puso en el norte, pero ahora la gente está descubriendo que el sur ofrece grandes beneficios en una ubicación estratégica. Con la Panamericana colapsada, los inversores entienden que acá, a veinte minutos de capital federal, tienen otras oportunidades".

TIEMPO DE PARQUES

Los parques y sectores industriales son espacios físicos que cuentan con equipamiento para empresas e industrias. Básicamente proponen optimizar los costos de obras de infraestructura y servicios, al tiempo que ofrecen seguridad y vías de acceso a puntos estratégicos.

"La tendencia es esa. En un predio industrial las empresas pueden expandirse, pueden trabajar con seguridad, incluso de noche, y están a un paso de la Autopista", completó Sabbatini desde el municipio que tiene 4 ramales de acceso a la autovía que une La Plata con capital federal.

En esa plaza funcionan 6 parques o sectores industriales. El más grande es Plátanos, suerte de buque insignia que, entre metalúrgicas, papeleras, textiles, alimenticias, plásticas y químicas, alberga a más de 50 empresas sobre una superficie de 530 mil metros cuadrados.

En la "Capital nacional del vidrio" también se acaba de inaugurar un polo maderero de 33 hectáreas que promete reunir a 30 grandes muebleros de todo el país, con show room incluido. Y también está el parque industrial "Bera", sobre la ruta 36, a metros de la planta nacional de la automotriz francesa Peugeot. La comercialización de las 26 hectáreas que ocupa el predio arrancará mañana y -señalaron fuentes municipales- ya son 80 las empresas que están en lista de espera para entrar.

A metros de ahí, sobre 15 hectáreas, un parque "mixto" con participación municipal servirá el año que viene -cuando se ponga en marcha la comercialización- como escenario para otras 15 empresas.

Y en Hudson, a metros de uno de los barrios cerrados más exclusivos del país y a pocas cuadras de la Autopista, un predio de 57 hectáreas ofrece infraestructura para otras industrias; mientras que sobre la calle 21, en un miniparque de 4 hectáreas, se fabrican cascos de diseño italiano para la japonesa Honda.

El boom de los parque industriales tiene su correlato en los precios de la tierra sobre los que se levantan estos predios. De acuerdo a un informe de Reporte Inmobiliario, el metro cuadrado en los predios bonaerenses alcanzó los 44 dólares este año, con un aumento de 12 por ciento respecto de 2008 y de 74 por ciento en relación a 2005.

De acuerdo a ese relevamiento, Garín tiene los precios más altos, a 100 dólares por metro cuadrado, seguido por Tortuguitas, a 80 dólares; mientras que La Plata, Campana y Almirante Brown cotizan a 35 dólares promedio.

La radicación de empresas en Berazategui tiene beneficios y también una condición que apunta a la desocupación. Concretamente, la comuna exime de cargas fiscales específicas a las industrias que tomen a un 70 por ciento de empleados locales, explican desde la secretaría de Producción.

Comentá la nota