Benjamín Burgos analizó las posibilidades de que se pueda modificar el sistema de selección de jueces en Jujuy

En una entrevista exclusiva para nuestro medio, el reconocido constitucionalista Benjamín Burgos nos manifestó su postura frente a una posible modificación del sistema de selección de jueces en la provincia, destacando que lo ideal sería efectuar una reforma constitucional, ya que una ley aprobada por la legislatura sería insuficiente para que sea viable la reforma, porque "sería inferior a la ley suprema". Afirmó sin embargo que podría realizarse la modificación en caso de un acuerdo entre los tres poderes, y expresó que el proyecto del Colegio de Magistrados "es un avance en la cuestión", sin embargo aclaró que "ahí tendrá que estar de acuerdo también el Superior Tribunal".
Burgos afirmó que "ha sido una preocupación permanente, de todos aquellos interesados en que las instituciones funcionen como corresponden, esta situación de la designación de jueces. Diríamos que desde el 22 de octubre de1986, en que se aprueba el nuevo texto de la Constitución, ha sido una preocupación el sistema de elección de jueces".

En este sentido, "el texto de la Constitución no ofrece la solución que hubiera sido de desear, y se puede rescatar, en las notas que el constituyente plasmó en las deliberaciones donde se trata justamente la reforma, que se decía que ‘no hay mejor sistema que aquel que hace participar a los tres poderes del Estado en la designación de los magistrados y funcionarios que merezcan acuerdo’".

Al respecto, "el Poder Judicial, a través del Superior Tribunal de Justicia, es quien elabora las ternas, el Poder Ejecutivo toma uno de estos tres postulados por cada sitio que se encontrare vacante, y el Poder Legislativo le presta el acuerdo. Por eso, cuando se refiere a las designaciones, la Constitución está diciendo que, en lo referente a los jueces del Superior Tribunal de Justicia y el Fiscal General, serán designados por el Poder Ejecutivo con acuerdo de la Legislatura, prestado en sesión pública".

En lo que hace a los miembros de los juzgados y tribunales inferiores, "serán designados a propuesta en ternas del Superior Tribunal de Justicia, por el Poder Ejecutivo, con acuerdo de la Legislatura, prestada en sesión pública. Y así se viene haciendo".

Antes de la reforma constitucional, "tampoco había un sistema que establecía otra manera que no sea la designación, en base a fundamentos que quedaban en el techo de quienes los designaban. Porque no salían, no se expresaban, no tomaba noticia el público de cuáles eran los fundamentos: porque era el mejor, porque era pariente, porque era amigo, porque pertenecía al partido gobernante o tenía alguna vinculación".

Por lo tanto, Burgos indicó que "es lamentable" que en la reforma de 1986 no se establecieran cambios, "conocedores ya los constituyentes de la existencia de provincias como Salta, que consignaron el Consejo de la Magistratura, que es una herramienta importante que hace a la transparencia y a la idoneidad para la designación de una función tan importante para la República".

Sin embargo, en Jujuy, "no se exteriorizan para nada cuáles son las bondades que se tienen, o cuáles son los fundamentos que precipitaron la designación, lo cual no honra a la República, no hace a la transparencia de los actos. Lo que es peor, se habla de partidismo, de amiguismo, de familiarismo en la designación, lo cual no es nada bueno".

Referido a la eventual modificación del sistema, "indudablemente que la idea máxima es modificar la Constitución y, si no fuera así, si directamente la Legislatura aprueba una ley estableciendo un sistema diferente, lamentablemente habrá que decir que esta ley es inconstitucional. Porque sería inferior a la ley suprema, que es la Constitución, y la Constitución ya tiene determinada una manera para la elección de jueces".

Más allá de esto, "poniéndose de acuerdo los tres poderes se puede, conducto una ley, llevar a cabo pautado lo que corresponde allí, en el entendimiento de que todos están de acuerdo. Este tipo de sistema ya fue propuesto por la UCR, en el año 2003 fui convocado al partido a trabajar con otro conjunto de gente sobre esto, y ahí salió un proyecto que se presentó en la Legislatura y tomó estado parlamentario".

Luego, "en el 2004 tuvieron acceso otros proyectos de ley, sobre la base de este que presentó el radicalismo, y ello en base al decreto Nº 222, que el entonces Presidente Kirchner había suscripto, a consecuencia de considerar necesario que se de participación a la opinión pública. Entonces, en base a este decreto, redactamos un proyecto en lo que respecta a los jueces superiores, y también hicimos algo para los jueces inferiores en ese sentido, rescatando para la legislatura aquello que desde el Poder Judicial no se hacía: dar publicidad a cuáles son los nombres, para que se formulen las objeciones".

Sin embargo, "lamentablemente, ninguno de los dos proyectos tuvo el apoyo o el consenso necesario, para que pueda ser cristalizado en ley".

En relación al proyecto del Colegio de Magistrados, "me parece que es un avance en la cuestión, pero ahí tendrá que estar de acuerdo también el Superior Tribunal, que esté de acuerdo que exista esta comisión, que estaría integrada por abogados, magistrados y no sé si también la integrarían diputados. Pero aquí no se trata de crear una multicomisión, sino lo que uno quiere es que se llegue a un entendimiento que haga honor a la República, y que accedan los mejores".

Comentá la nota