Benítez y Aristi, cabezas de la UP.

Se arribó a una lista de consenso pero que dejó afuera al sector de Valerga y Gorosterrazú. El tercer lugar de la lista es para la abogada Ruth Muraca. "Es una lista de lujo", opinó Pocho Spina.
Finalmente hubo acuerdo. Pero –como en todo acuerdo- quedaron heridas. Y la facción de Edgardo Gorosterrazú y David Valerga salieron eyectadas de la Unión Peronista. O al menos no formaron parte de la lista.

La lista se conoció el jueves. Ese mismo día Valerga y Gorosterrazú se juntaron para definir una estrategia de cara al cierre de las listas.

Mucho se había hablado sobre los candidatos y las diferencias que existían para llegar a un consenso. Finalmente, en algunos casos, primó la decisión de presentarse como una alternativa y resignaron aspiraciones personales.

Así que fue que –tal lo ocurrido a nivel nacional- la lista distrital quedó encabezada por el representante de De Narváez, luego el de Felipe Solá y tercero el representante del macrismo.

De esta manera se decidió que sea Juan Carlos Benítez cabeza de lista, seguido por Carlos Aristi.

José Pocho Spina –el representante del Pro- quedó de esta forma sin ningún lugar en la lista ya que le tocó el cupo femenino. Al momento de la negociación Pocho se reservó el nombre de la mujer y pidió –además- el cuarto lugar en la lista para uno de sus seguidores: Esteban Roberto Scaramella. "Debo agradecer especialmente a la gente de UATRE que dejó su postulación para el quinto lugar ocupado por el señor Federico Cerantes", dijo el propio Spina.

El viernes por la tarde, confirmó que la mujer que ocuparía el tercer lugar en la lista sería la doctora Ruth Muraca. "Tenemos una lista de lujo", dijo Spina visiblemente conforme con la integración. "Somos la lista ganadora; además es una lista que nace del consenso", destacó.

Difícil

Juan Carlos Benítez fue –sin dudas- el gran vencedor de esta negociación. "Posiblemente no lo parezca, pero soy una persona muy sensible en estas cosas. Se que normalmente quedan secuelas, pero a la hora de elegir los integrantes hay que tener en cuenta muchas cosas y, lamentablemente, hay quienes quedan excluídos", dijo.

Benítez opinó que su fortaleza para obtener el primer lugar en la lista está íntimamente vinculada a su militancia peronista. "Acá es peronismo, y en definitiva nadie puede desconocer mi pertenencia al peronismo", señaló el ex hombre fuerte del Julio Gioscio.

El referente de Unidad y Lealtad no duda en que el bunker electoral de este nucleamiento sea la Unidad Básica de 27 entre 28 y 30. "No lo hemos hablado, pero creo que sería lo ideal", puntualizó.

Claramente satisfecho por la integración de la lista, el edil mandato cumplido opinó que el secreto del consenso fue "la integración de las tres fuerzas en forma proporcional", o sea que cada una tiene un 33% de candidatos.

"El resultado electoral se va a conocer ese domingo. Por lo pronto es demasiado prematuro para hablar de concejales a ingresar. Lo importante es que la gente conozca la lista, conozca la propuesta electoral y ver si lo podemos devolver credibilidad a la política".

Satisfecho

Por su parte Carlos Aristi se manifestó muy contento por haber logrado un acuerdo. "Solo el matrimonio Kirchner logra juntar a determinados sectores", dijo y lamentó que "haya quedado gente dolida. Pero es imposible conformar a todos, fijate lo que está pasando a nivel provincial", comparó.

El presidente de la Sociedad Rural dijo que su principal objetivo es "lograr modificar el actual esquema del gobierno central" y a nivel local "contribuir al desarrollo de la ciudad. No vamos a romper todo, vamos a dejar las cosas que están bien y cambiar las que están mal".

Por último Aristi opinó que "hay que lograr que la juventud se vuelva a comprometer. Le tenemos que devolver ese espíritu rebelde, que busca cambiar el mundo… Hoy la juventud está desanimada y sin muchas ganas de participar en política… y eso es culpa de quienes nos gobernaron", concluyó.

Comentá la nota