Beneficiosa lluvia alienta el fin de la sequía en el Chaco

Después de mirar tanto al cielo, el productor chaqueño se siente ilusionado. Es que las lluvias de ayer remontaron el estado anímico del hombre de campo y sirvieron para alentar una reactivación del aparato productivo en el Domo Central de la provincia.
Hasta el mediodía de ayer, las lluvias en el casco urbano alcanzaron los 25 milímetros, mientras que en la zona rural el régimen de precipitaciones osciló entre los 50 y 120 milímetros. Mientras tanto, los pronósticos anticipan que las lluvias continuarán en la toda región del Norte argentino.

Juan Miguel Kisiel, gerente de Cooperativa Sáenz Peña Limitada, indicó a NORTE que "aunque las precipitaciones llegaron un tanto atrasadas, significaron un alivio para el sector productivo que necesitaba este tipo de milimetrajes".

Sostuvo que en la zona de Bajo Hondo Chico se registraron 50 milímetros, mientras que en lotes rurales ubicados hacia el Norte de Sáenz Peña, tal como es el caso de Colonia La Matanza, los índices de lluvias alcanzaron los 120 milímetros. "El agua es todo. No sólo para los productores, sino también para la gente que vive en la ciudad y que comenzaba a sentir los primeros cimbronazos de la falta de agua", enfatizó Kisiel.

Por otra parte, el gerente de la Cooperativa Sáenz Peña Limitada indicó que dentro de la extensa cartera de productores asociados a la institución existe un grupo de chacareros dedicados a la producción de hectáreas mixtas (agrícola - ganadera) que estaban sufriendo las graves condiciones climáticas, por lo que las lluvias permitirán mejorar las condiciones de las pasturas y empezar a hacer reservas.

Los pronósticos anticipan que las precipitaciones podrían continuar en el inicio de esta semana, lo que genera aún más expectativas entre la actividad agropecuaria.

Alternativas de siembra

Tras el importante índice de lluvias registradas en el Domo Central del Chaco, el sector productivo empezó a fijar su mirada en las alternativas de siembra que tendrá que afrontar el último tramo del año.

Juan Kisiel explicó que las apuestas del productor chaqueño estarán enfocadas principalmente en el algodón y manifestó que ante la imposibilidad de sembrar soja primavera por los plazos vencidos, los productores podrían escoger "soja tardía". Además, el hombre de campo tendrá una tercera alternativa, la siembra de sorgo granífero.

Estos tres cultivos se presentan como las principales alternativas, considerando que ante la falta de perfiles de humedad en la tierra, el girasol no alcanzó a cubrir las 60 mil hectáreas, muy por debajo de lo que se estimaba antes de la campaña y los rindes que se obtendrán al final, estarán sujetos al comportamiento de las precipitaciones.

Comentá la nota