LOS BENEFICIOS QUE PERDIÓ LA PROVINCIA

La ley 26.515 facultaba al Poder Ejecutivo Nacional a asignar las partidas presupuestarias especiales para afrontar la emergencia con el propósito de lograr el financiamiento para la asistencia de los productores agropecuarios de Tinogasta, Santa María, Valle Viejo, Paclín, La Paz, Belén, Pomán y Andalgalá afectados por los fenómenos climáticos.
Incluía la cesión de subsidios directos y específicos, y el financiamiento para la recuperación de la capacidad de producción de la superficie afectada por las intensas lluvias que afectaron distintos cultivos, e inclusive, los daños que se produjeron a nivel habitacional.

La suspensión por 90 días, posteriores a la finalización de la Emergencia Agropecuaria fijada por la ley, de la iniciación de juicios y procedimientos administrativos por cobros de acreencias vencidas.

Comentá la nota