Beneficios y desventajas que se deben tener en cuenta a la hora de sacar un préstamo personal

"Sea dueño de cambiar su auto, arreglar o remodelar su casa, irse de vacaciones, tener la computadora que más le gusta, o comprarse lo que quiera, cuando quiera", reza un slogan publicitario de una de las entidades bancarias mas importantes del Formosa y el país para promocionar su línea de préstamos personales.
Y en el fondo, cuando uno escucha esto o lee, empieza a soñar qué hacer con determinada plata o a pensar las necesidades que cubrirá en caso de acceder a un préstamo de dinero en efectivo.

Pero muchas veces esta ilusión termina chocando con una dura realidad porque lo que parecía tan de ensueño empieza a transformarse en pesadilla. Cuando uno ingresa a los locales crediticios o bancarios empieza a embeberse de las letras chicas de los requisitos y condiciones. Es ahí donde la cara empieza a cambiar de expresión y los globos de los sueños empiezan a pincharse.

El rol de los bancos

Tanto los bancos públicos o privados, de origen provincial o nacional, como las financieras que ofrecen los préstamos personales, imponen sus condiciones, no siempre con grandes beneficios para los clientes.

El banco líder de la provincia ofrece una de las líneas de préstamos personales más flexibles en comparación con el resto.

En este caso los empleados públicos nacionales y provinciales son los principales objetivos a los que apunta la entidad provincial, a los cuales se les promete obviar una de las trabas principales a la hora de empezar a hablar: el monto de los ingresos mínimos. "No hay impedimento por sueldos bajos", se lee en los anuncios.

En este banco, las tasas de intereses que corren a cuenta de los clientes varían de acuerdo a su condición de bancarizados o no bancarizados. En el caso de los primeros, pagan una Tasa Neta Anual cercana al 28%, con un Costo de Financiación Total de 44,28%. Para los no bancarizados, en cambio, la diferencia es superior en casi dos puntos para cada caso.

A modo de ejemplo, podríamos graficar que de un préstamo de $5.000 a pagar en 24 cuotas, el cliente pagará una primera cuota de $312,63 y la última (la número veinticuatro) será de $275,56. A mayor cuotas pagas, disminuye el costo total hasta llegar a ese valor detallado.

Uno de los condicionantes para acceder a un crédito que impone esta casa es que la cuota mensual por todo concepto (capital, intereses, iva , etc.), no podrá superar el 30% de los haberes netos que percibe quien solicita el préstamo.

Qué ofrecen los bancos privados

Las entidades que trabajan con clientes del sector privado, o que su clientela está compuesta por personas vinculadas a la actividad privada, imponen condiciones más exigentes para brindar un préstamo personal.

El banco privado que opera en todo el país –en Formosa también- y nació como una entidad destinada a solventar los préstamos hipotecarios, solicita como ingreso mínimo del potencial cliente $3.000 para verificar la línea de préstamo personal que le correspondería.

Esta entidad presenta entre sus ofertas la posibilidad de acceder hasta un préstamo de $100.000 con un plazo máximo de pago de 36 meses.

Los demás requisitos que pide el banco para "analizar" la posibilidad de aprobar la operación son tener una edad mínima de 21 años (o 18 años emancipado) y una edad máxima de 74 años al otorgamiento, tener una antigüedad laboral de 24 meses si es empleado en relación de dependencia, y ser Argentino o Extranjero con residencia permanente en el país.

Cumplir con este pedido en una provincia como Formosa suena algo utópico y poco probable, por lo que la necesidad de alcanzar lo buscado debe reorientarse a otras direcciones.

Cómo operan las financieras

En la mayoría de estas casas de préstamos, los requisitos se simplifican a una fotocopia del Documento Nacional de Identidad, alguna boleta de servicio que verifique el domicilio del cliente y el último recibo de sueldo.

Una de las características principales de las financieras es la rapidez con que otorgan un préstamo: en un lapso inferior a una hora la operación se define. Esto es posible porque verifican la situación de quien solicita el dinero en el VERAZ.

Si el informe es favorable, esto es, si el cliente no registra deudas por algún tipo de crédito anterior, inmediatamente se le concede el dinero de acuerdo a sus posibilidades de pago.

En la mayoría de estas casas, no hay un mínimo de ingreso en el recibo de sueldo para determinar el monto final de la operatoria. Así, por ejemplo, alguien que demuestre un ingreso de $700 pesos puede salir con $775 pesos en el bolsillo.

Pero la flexibilidad en la requisitoria el cliente la compensa con una tasa de interés en la devolución no muy exigua. Generalmente las financieras establecen plazos extensos de devolución que les garantizan cobrar una tasa alta sin que el cliente sufra mes a mes por ello.

Una de las entidades consultadas ofrece únicamente la posibilidad de devolución en un plazo de 24 meses. Así es que alguien que pidió $775, durante ese tiempo deberá devolver $84,90.

Esto significa un interés final superior al 250%.

Este caso testigo es aplicable a muchas entidades de crédito locales, con la correspondiente variación –generalmente ínfima- en los intereses finales.

Comentá la nota