Beneficiarios y rehenes de comerciantes

La municipalidad de Santa Rosa denunció públicamente que comerciantes de la ciudad retienen las tarjetas alimentarias que reciben como beneficio personas de bajos recursos para poder cobrarse al mes siguiente.
Desde la Dirección de Acción Social de la comuna, a cargo de María del Carmen Campos, se indicó que fueron varias las denuncias recibidas que involucraban a varios beneficiarios y se advirtió a los comerciantes de la ciudad que está prohibido la retención de las tarjetas alimentarias.

La directora Campos reveló que "se ha constatado que algunos comercios se quedan con las tarjetas de los beneficiarios, lo que obliga a los mismos a comprar siempre en estos locales".

¿En qué consiste la maniobra?. "Hemos verificado que un beneficiario realiza su compra y tiene que abonar 140 pesos, como la tarjeta tiene un valor de 109 pesos el comerciante le retiene la tarjeta para el mes próximo poder tomar la suma que le adeuda y de esta manera se forma una cadena interminable, donde el beneficiario de la tarjeta vive preso de un comercio particular", explicó Campos.

Medidas.

La funcionaria municipal destacó que "la tarjeta alimentaria es un importe muy pequeño, pero posibilita comprar alimentos a las personas de bajos recursos" y aseguró que se tomarán las medidas pertinentes para desarticular estas maniobras. Por ahora, Campos no dio nombres de los negocios que estarían involucrados en estas retenciones indebidas ni qué acciones se tomarán desde el gobierno municipal para cortar con este abuso.

La tarjeta alimentaria es un programa del gobierno provincial que reemplazó a la tradicional bolsa con comida que entregaban las municipalidades, lo que contribuye a bajar la situación de riesgo de muchas familias. A través de ella se les acredita a las familiares beneficiarias una suma mensual para que puedan adquirir comestibles en los comercios de cada ciudad o pueblo.

En Santa Rosa, durante el año 2008, había aproximadamente unas 4.500 tarjetas entregadas, que era el cupo establecido para nuestra ciudad.

Comentá la nota