Beneficiarios del IPS en alerta

Desde la Asociación por la Defensa del Sistema Previsional bonaerense dicen estar en alerta. Temen que el Gobierno meta la mano en el Instituto de Previsión Social. Tiene como hacerlo: el convenio 400 firmado entre Néstor Kirchner y Felipe Solá
Ayer comenzó el debate parlamentario sobre el proyecto de ley de eliminación de las AFJP y unificación del sistema previsional bajo un régimen público de reparto a cargo del Estado. Mientras tanto desde la Asociación por la Defensa del Sistema Previsional bonaerense (Adesip) dijeron a Hoy que están en alerta. Temen que la Nación eche mano a la caja del Instituto de Previsión Social (IPS).

“Esperamos que no nos afecte pero estamos en alerta”, dijo a Hoy Miguel Pouzo titular de la entidad de beneficiarios del IPS.

El motivo de la preocupación es el polémico convenio 400/04 firmado por el ex presidente, Néstor Kirchner y el ex gobernador, Felipe Solá. Según Pouzo, a través de la firma de ese convenio la Provincia entregó a la Nación la autonomía del IPS.

Durante el gobierno de Solá se había anunciado un posible traspaso del IPS al Anses, en base a un supuesto déficit de la caja provincial.

Para paliar ese déficit, se propuso un cambio en la forma de liquidar las jubilaciones de los agentes municipales y provinciales. De este modo, en 2004 se firmó el convenio 400, por el cual definieron que el Estado Nacional asume el compromiso de financiar el déficit que registren los regímenes previsionales bonaerenses.

El andamiaje jurídico de esta interrelación entre los Estados nacional y provincial, había sido establecida con la ley 25.235 sancionada el 15 de diciembre de 1999 que establece que “el Estado Nacional financiará con recursos provenientes de Rentas Generales los déficits globales de los sistemas previsionales provinciales”.

Al igual que varios especialistas, legisladores y analistas, desde la Asociación por la Defensa del Sistema Previsional bonaerense apoyan un sistema de reparto, pero no el sistema que buscan imponer desde el kirchnerismo.

“Este sistema de reparto está muy lejos de ser un sistema serio. No cumple con los requisitos mínimos de un buen sistema”, aseguró Miguel Pouzo.

En la misma línea, el prosecretario de Adesip, Ernesto Girbal, dijo que “soy partidario de un régimen de reparto, pero de un régimen de reparto bien implementado”.

“Es cierto que el sistema de AFJP es un régimen de capitalización que no ha dado muchos resultados pero cuando hubo una consulta la gente decidió quedarse, por eso no se entiende la determinación del Gobierno”, agregó.

El Prosecretario de Adesip se refire a la reforma del sistema previsional de libre opción jubilatoria implementada en marzo del año pasado en la que el 82,5 por ciento de los aportantes activos optó por permanecer en las AFJP.

En tanto, un informe de la consultora Ecolatina sostiene que “no es descabellado pensar que detrás de la estatización hay urgencias fiscales. En 2007 el traspaso de fondos a la Anses por 7.814 millones de pesos (1% del PBI) permitió mantener un superávit primario por encima de 3% del PBI”.

El traspaso de las AFJP al Estado representa casi 98 mil millones de pesos, a los que se sumarán, en el 2009, 13 mil millones de pesos adicionales, provenientes de los actuales aportantes. Los más críticos sostienen, en primer lugar, que el Gobierno se apropió de esos fondos para cumplir con parte de los próximos vencimientos de deuda que ascienden a 20 mil millones de dólares. Tanto Pouzo como Girbal critican la ausencia de un debate genuino sobre el tema. “Una propuesta para modificar el sistema jubilatorio no se puede hacer de un día para el otro como lo hizo el Gobierno”, dijo Pouzo. Muchos coinciden en que dadas las implicancias de largo plazo de los regímenes (transferencia entre generaciones y entre grupos de trabajadores, activos y pasivos) y los diversos factores que alteran la perfomance de cada sistema (evolución del empleo, salarios, informalidad, inversión de los fondos, costos) la elección de un régimen no debería depender del péndulo político argentino.

Los impactos de la unificación

El informe de Ecolatina sotiene que de aprobarse esta ley habrá importantes cambios en la economía argentina. Cambios para bien y para mal. Entre ellos mencionan:

l La posibilidad de instrumentar una política fiscal expansiva en 2009. Considerando el probable impacto en la recaudación derivado del menor ritmo de expansión de la actividad y los menores precios de commodities, este traspaso le da margen al Gobierno para no ajustar el gasto.

l La contracción del mercado de capitales local. Los especialistas sostienen que habrá un fuerte impacto sobre el mercado de capitales porque las AFJP operan volúmenes elevados, buscan ausmir riesgos bajos y con un horizonte temporal de mediano y largo plazo.

l Mayor incertidumbre que a su vez potencia la preferencia por la liquidez. Este canal de impacto se genera por la mayor volatilidad jurídica e institucional que introduce una medida repentina y compulsiva como la que tomó el Gobierno.

Carrió acusó a la Presidenta de traición a la Patria

La titular de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, sostuvo ayer que el único balance que puede hacer, al cumplirse un año de las elecciones que llevaron al poder a la presidenta Cristina Fernández, es advertir sobre el estado de “destrucción” en que se encuentra la Argentina.

La dirigente opositora volvió a fustigar duramente a la mandataria por el proyecto oficial de estatización de las jubilaciones que ayer se comenzó a debatir en el Congreso, y alertó que, con esa medida, la Presidenta “está a punto de cometer traición a la Patria”.

Al pedírsele una reflexión con motivo del primer aniversario del triunfo electoral de Cristina Fernández, Carrió fue lapidaria: “¿Qué balance puedo hacer?, ¿el de la destrucción de la Argentina?”, embistió.

“Creciendo a 9 por ciento anual, tuvieron la capacidad impensable de destruir la Argentina”, insistió en su arremetida.

La ex candidata presidencial, quien en los comicios del año pasado salió segunda con 23 por ciento de los votos, contra 46 por ciento que cosechó la actual mandataria, vertió estos conceptos antes mantener un encuentro con representantes de la Asociación de Hoteles, Confiterías y Bares, en Capital Fedral.

Carrió confirmó la estrategia de los diputados nacionales de la Coalición Cívica, que es la de “a negarse a discutir” la ley que elimina las AFJP.

Por el contrario, dijo, “lo que se buscará es discutir la derogación y nulidad absoluta del decreto 897/7 que hace que el secretario de Hacienda, el secretario de Finanzas y el presidente de la Anses, bajo las órdenes de Néstor Kirchner, dispongan discrecionalmente del dinero de todos los jubilados”. A juicio de la chaqueña, la iniciativa oficial habilitaría a funcionarios nacionales a que “puedan poner los fondos jubilatorios en cuentas en el exterior, hasta en el Gran Caimán, y puedan pagar deuda externa”.

“Como no les bastaba el Anses, ahora quieren incluir a las AFJP en ese manejo absolutamente discrecional”, reiteró. Además agregó que “esto es poner en manos de Kirchner, que ni siquiera es funcionario del Estado, la vida, el honor y la propiedad de los argentinos”.

Luego, acompañada por Alfonso Prat Gay, candidato a diputado por la Coalición Cívica, Carrió se explayó ante referentes del sector sobre la “difícil situación del turismo” que se avecina, a raíz, dijo, de la “falta de una política nacional buena de transporte, ítem que en turismo es decisivo”.

Con críticas a Carrió el kirchnerismo dice que admitiría cambios

El kirchnerismo buscó mostrarse ayer abierto a incluir “algún tipo de modificación” en el proyecto oficial y negar que haya habido presiones del ex presidente Néstor Kirchner, a su vez presidente del peronismo, para aprobar la iniciativa sin cambios.

Más aún, el titular de la bancada K en Diputados, el santafesino Agustín Rossi, acusó a la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, de querer evitar el debate. “Cuando se etiqueta, se descalifica, se habla en función de los epítetos y en lugar de razonamientos se elaboran consignas, lo que se oculta es una falta de ideas y de propuestas serias sobre el tema”, replicó el legislador.

Las declaraciones de Rossi fueron una respuesta y un contraataque a las duras acusaciones que formuló el lunes Carrió, quien, en una presentación partidaria, cuestionó el proyecto oficial como “un acto de corrupción” y calificó a los dirigentes kirchneristas de “mentirosos y ladrones”.

En los últimos días, el oficialismo envió señales mixtas sobre su disposición a modificar el texto original del Ejecutivo. Sin negar expresamente esa chance, el propio Rossi había defendido vehementemente el proyecto y sostenido que no necesitaba cambios. Pero ayer el mismo jefe de la bancada K aseveró que el oficialismo está predispuesto a “introducir algún tipo de modificación” propuesta por “aquellos bloques que hayan expresado su opinión favorable a la filosofía general del proyecto”.

El titular del IPS negó que puedan existir problemas

El titular del IPS, Juan Carlos Lightowler Stahlberg, rechazó días atrás la posibilidad que el instituto pueda presentar problemas en el caso de que finalmente se anule el régimen de jubilaciones privadas para conformar un sistema estatal único.

El funcionario aseguró que el IPS es “un instituto modelo” en Argentina en materia previsional y remarcó que “nuestros jubilados están en el mejor régimen previsional de la Argentina, que tiene la movilidad incluida y cada aumento de los activos pasa a los pasivos. Cobran en tiempo y forma y no tiene nada que ver con las AFJP”.

En ese contexto, Lightowler Stahlberg consideró que habría que hacer “un homenaje a directivos y empleados que resistieron el traspaso de la caja al ANSES” y subrayó que mientras que el gasto del IPS por administrar es 0,8 por ciento, el de las AFJP está entre el 3 y 4 por ciento mensual, “o sea que las hermosas publicidades que vemos de las AFJP, las paga el mismo jubilado que paga gastos administrativos”.

Las voces

Boudou: “No hablamos de aumentos”

El titular del Anses, Amado Boudou, no quiso ayer aclarar si en diciembre próximo se dará un aumento a los jubilados como se venía especulando, al afirmar que “en este momento estamos superconcentrados” con el proyecto de estatización de las AFJP, pero agregó: “Ya veremos”. Boudou, fue consultado sobre ese presunto incremento que fuentes oficiales habían anticipado antes de que se conociera la decisión de anular el sistema de jubilaciones privadas. Los periodistas que lo entrevistaban aclararon que pese a que se negó a confirmar un incremento, cuando Boudou dijo “ya veremos” lo hizo “con una sonrisa”.

“Esto siempre estuvo en nuestros planes”

El ministro de Trabajo Carlos Tomada dijo ayer que “el proyecto que venimos a presentar vela por los intereses de los jubilados y sin cobrar comisiones”. Al hablar ante las comisiones de la Cámara de Diputados por el proyecto de reforma previsional, Tomada dijo que “este sistema no va mas” y abogó para que “muchos de los que están hoy aquí piensan lo mismo, por eso no dejemos que este debate se tiña de intereses políticos o electorales”.

Tomada, afirmó que el proyecto de reestatización de las AFJP “fue una iniciativa que siempre estuvo en

nuestros planes, incluso estaba en la plataforma de 2003”.

El SI espera posibilidades de cambio

La diputada María América González (SI, ex arista) expresó su confianza en que “haya posibilidades de cambios” al proyecto oficial de eliminación de las AFJP que ayer comenzó a ser debatido en el Congreso.

Comentá la nota