Bendita lluvia, trajo alivio en el combate de los focos de incendios.

Con lluvias de variada intensidad, sin embargo aportó alivio a quienes combaten las llamas, ya que el descenso de la temperatura y el agua caída, atemperó la actividad ígnea, pero no obstante no se deja la estricta vigilancia desde todas las áreas involucradas, informó la Directora de Defensa Civil de la Provincia.
Los focos de incendios, en especial los críticos, se atemperaron con el enfriamiento que se produjo con el descenso de temperatura y el registro de lluvias intermitentes, algunas de considerable intensidad en el Interior provincial.

La directora de Defensa Civil de la Provincia, Pabla Acosta de Servín, informó a Agencia Corrientes que los reportes que nos llegan dan cuenta de que tenemos resultados negativos sobre la presencia de nuevos incendios y los más críticos están controlados.

Esta lluvia intermitente, como tenemos en la ciudad Capital, ya sirve para aplacar la cantidad de focos que hay, además en algunos lugares se produjeron lluvias más abundantes, como en San Luis del Palmar y también en Ituzaingó, ciudad esta donde el lunes a la tarde las llamas avanzaban sobre una plantación forestal en cercanía de la estación de peaje de la Ruta Nacional 12.

Advirtió, sin embargo, que los agentes de las diversas áreas realizan el control riguroso sobre el comportamiento del fuego, desde Defensa Civil, Recursos Forestales, Policía de la Provincia, Vialidad Provincial, Municipios y Bomberos Voluntarios; todos atentos, remarcó.

Más allá de esta lluvia estamos siguiendo, en estado de alerta, el comportamiento de las actividades de los focos que tenemos, sobre todo de esos focos críticos, como el caso de Cañada de Toros, por ejemplo, que estaba activo, pero controlado -aclaró- y ahora esta lluvia nos ayudó bastante.

La funcionaria insistió, como lo vienen haciendo los diversos organismos involucrados en esta etapa, la necesidad del compromiso de la gente, "que no quemen pastos, ni en sus predios ni en las banquinas, que luego se expande a los campos, tratemos de evitar prender fuego previendo las consecuencias", rogó, ya que esto nos dará mucha tranquilidad y también un poco de descanso a nuestros bomberos que, realmente, están agotados de cansancio".

Comentá la nota