Bendición de las aguas

Sobre el parador Playa Blanca y a orillas del río Paraná se llevó adelante este jueves el acto de bendición de las aguas, con el cual se da por iniciada oficialmente la temporada de verano.

Con una costa ausente, ya que el agua está a solo metros del parador, donde se realizó el acto, el padre Sergio Bueno bendijo las aguas esperando contar con la protección de Dios en visitantes y navegantes, para llevar adelante una linda temporada.

Al igual que cada 3 de diciembre, se realiza este acto. La imagen a la del año pasado fue más que diferente. En 2008 para llegar a bendecir las aguas hubo que entrar bastante en la zona de costa y caminar sobre la arena, este año esta situación fue totalmente contraria.

El acto se celebró en uno de los paradores más vistosos de la zona de costa, Playa Blanca, y se podía observar como el agua estaba a escaso metros del mismo. Las estimaciones hablan de medio metros más de crecida lo cual complicaría a los diferentes paradores. Hasta incluso de seguir el régimen de lluvias que vivimos en noviembre, la situación podría ser más problemática.

En cuanto al acto de bendición de las aguas, se encontraban presentes autoridades municipales destacando la figura del Intendente Santalla junto a su señora, así también dueños de otros paradores que se dieron cita para este acto.

Luego de la bendición, se brindó un pequeño lunch a quienes se acercaron al acto y a posteriori se realizó otra bendición en un complejo de cabañas que este año será parte de la oferta turística de la ciudad.

Comentá la nota