Belvedere: buscan el sitio sagrado

Un juez recorrió la zona que se disputan la comunidad mapuche Paichil Antriao y William Fisher. Establecerán si es verdad que se está destruyendo un lugar ceremonial para el pueblo indígena.

La construcción está paralizada por una medida cautelar que interpuso la familia mapuche.

Villa La Angostura > El juez correccional Federico Sommer, quien está a cargo -por la feria judicial- del Juzgado en Primera Instancia en todos los fueros de esta localidad, recorrió ayer el área donde la comunidad mapuche Paichil Antriao asegura que existe un rewe, que es un lugar ceremonial, en el lote que el juez Jorge Videla restituyó al ciudadano estadounidense William Henry Fisher.

La inspección del predio se realizó ayer a partir de las 10, junto a los abogados de la comunidad, Juan Manuel Salgado, y del particular, Héctor Venica. También participaron autoridades mapuches y Fisher.

El juez resolvió inspeccionar el sitio tras su decisión de hacer lugar a una medida cautelar que había solicitado Salgado, en un recurso de amparo para resguardar el rewe, porque advirtió que Fisher realizaba movimientos de suelo en ese sector.

Sommer ordenó la paralización de los trabajos en el lote. Por eso, ayer fue hasta el lugar para recolectar elementos que corroboren o descarten la postura de la comunidad y determinar la superficie que tiene ese espacio.

El juez señaló en un contacto con la prensa que se tomaron 44 fotos del lugar y dijo que esperará el informe de planimetría. Además, sostuvo que "hay informes antropológicos que dicen una cosa y otros libros que dicen otra" en cuanto a la existencia del rewe. De todos modos, Venica apeló la medida cautelar a la Cámara en todos los fueros de San Martín.

Mapuches y allegados a la comunidad esperaron en la calle el resultado de la medida judicial. Algunos jóvenes estaban con los rostros tapados. Efectivos de los grupos de operaciones especiales estaban apostados en el lote donde Fisher construye su vivienda.

Sommer explicó que la medica cautelar y el amparo están relacionados con una causa civil que la comunidad presentó en diciembre pasado por un juicio de reinvindicación del lote restituido a Fisher.

Se trata de un lote de 94.000 metros cuadrados en un lugar paradisíaco, próximo al lago Correntoso, que Fisher compró en 1983 y escrituró, según indicó su abogado.

Sommer dijo que el área donde no puede seguir construyendo hasta que se determina la presencia o no del rewe tiene entre 1.000 y 1.500 metros cuadrados.

Cuando finalizó la recorrida los mapuches festejaron en la calle, que el juez haya confirmado la paralización de los movimientos de suelo.

Salgado sostuvo, en diálogo con la prensa, que "hubo fraude procesal", porque la comunidad no fue notificada. Sus declaraciones provocaron la reacción de Venica, quien lo desmintió.

Comentá la nota