Bell Ville: un colectivo del Partido Justicialista se hizo cargo del servicio de transporte local

La moderna unidad pertenece a una fundación ligada al PJ del departamento Unión. Fue prestada a las autoridades municipales para regularizar el precario sistema que se utiliza para transportar a vecinos de escasos recursos económicos y a niños que van a la escuela.
BELL VILLE - Un colectivo perteneciente a la fundación creada por el Partido Justicialista del departamento Unión se hizo cargo, transitoriamente, del servicio de transporte urbano de pasajeros en la ciudad de Bell Ville, que había quedado acéfalo tras la renuncia de la anterior empresa prestadora.

Más allá de esta singular alternativa transitoria, la administración que encabeza la intendenta, Carmen Cevallos de Carbonetti, continúa las tratativas para que alguna firma provincial o nacional decida hacerse cargo de esta prestación, que beneficiaba a los sectores más humildes y a los estudiantes de nivel primario y secundario.

Como se recordará el pasado 31 de diciembre, dejó de recorrer las calles de Bell Ville el colectivo perteneciente a una empresa local, que durante varios años brindó la prestación con subsidios municipales y nacionales. Tras la finalización del contrato de rigor, la empresa anunció su decisión de abandonar el servicio por la nula rentabilidad del mismo.

Pese a que el municipio intentó conseguir algunos vehículos diferenciales para solucionar el problema, fue imposible lograrlo, y durante 14 días los tradicionales usuarios de colectivos debieron recurrir a taxis, remises, bicicletas o automóviles de amigos para movilizarse a sus lugares de trabajo o domicilios particulares.

Ante esta grave situación, las autoridades de la Fundación Unidos por Unión, que pertenece al Partido Justicialista del departamento, decidió aportar al municipio el colectivo que posee para cumplir los diferentes recorridos diarios.

Se trata de una moderna unidad, adquirida tiempo atrás por dirigentes y afiliados al peronismo en esta región del sudeste cordobés. El mismo era utilizado para transportar pasajeros que demandaban alguna ayuda social o sanitaria en otra ciudad de la provincia.

El colectivo cedido transitoriamente al municipio realiza el mismo recorrido de la anterior prestadora, conectando el centro con distintos barrios.

El “bondi justicialista”, como lo han bautizado los vecinos de Bell Ville, cumple sus frecuencias de lunes a viernes en el horario de 6,30 a 14,30.

Desde la Municipalidad aclararon que el actual sistema que se brinda es totalmente gratuito, por lo que los pasajeros no deben abonar los viajes que realizan sin importar la distancia.

La mayoría de los usuarios de este transporte viajan a la zona del Complejo Asistencial José Antonio Ceballos y ascienden en los bulevares de las zonas alejadas del centro.

Durante los primeros días muchos vecinos se sorprendieron al divisar el colectivo, pero cuando la novedad fue difundida en mayor medida se incrementó el uso del servicio. En particular se debe al confort que brinda la unidad.

Algunos pasajeros habituales de remises dejaron este sistema utilizando el que tiene pase libre y, además, cuenta con comodidades propias de un vehículo nuevo.

Empresas interesadas

Según informaron desde el municipio bellvillense, el corte del servicio fue decidido de manera unilateral por la anterior prestadora, sin comunicar la intención en forma anticipada como corresponde hacer en este tipo de situaciones.

La razón brindada a la jefa comunal por los anteriores prestadores es la de supuestos “problemas familiares”. Sin embargo, otras fuentes aseguran que la renuncia se habría decidido principalmente por la baja recaudación diaria.

Desde el área de Servicios Públicos de la Municipalidad ya tomaron contacto con dos empresas privadas que estarían dispuestas a desarrollar la tarea, si se aumentan los subsidios y se garantiza una ganancia mínima mensual que justifique afrontar este riesgo que representa el servicio.

Comentá la nota