El GP de Bélgica, afectado por la crisis

Mañana se pondrá en marcha la actividad del Gran Premio de Bélgica y en el circuito más emocionante de la Fórmula 1 sólo se vendieron hasta el momento 46.000 entradas de las 70.000 disponibles.
El número de localidades vendidas por el momento está por debajo de los niveles alcanzados el año pasado, cuando acudieron unas 52.000 personas y, aun así, el circuito de Spa-Francorchamps ya tuvo pérdidas de más de 4 millones de euros. "Por el momento es imposible decir si la cifra de 70.000 personas se alcanzará. No sabemos qué va a pasar en los próximos días", aseguró el responsable del circuito, André Maes.

Durante la semana en la que Michael Schumacher anunció su fallido regreso a la F.1 se vendieron en Bélgica más de 3000 entradas y sólo 50 quisieron recuperar su dinero. En 2007, Spa reunió a 66.000 aficionados.

Comentá la nota