En Belén, familias pasaron Navidad en el predio de las viviendas a ser entregadas por el IPV

Ya son más de tres días de conflicto por el tema de las adjudicaciones de viviendas en la ciudad de Belén, y el tema -hasta el momento- no parece tener una solución inmediata. Por esta razón es que las familias esperan una respuesta en las puertas mismas de las casas que, conforme con declaraciones de funcionarios del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), ya tienen dueños.
Sin embargo, así como aguardan una solución definitiva, un grupo muy numeroso de familias esperaron y pasaron la Navidad en el predio donde están ubicadas las viviendas a ser entregadas.

"Si bien no es lo que esperábamos ni queríamos, con esta actitud queremos decir basta de tanto manoseo", dijeron algunos de los vecino presentes, considerando que esas casas son suyas "por todos los años" que, según alertaron, esperan su casa propia. "No nos vamos hasta que tengamos soluciones a este grave problema, y que las personas que son culpables se hagan cargo de esta situación", enfatizaron.

Es preciso manifestar que todas estas acciones llevaron a fuertes cruces en el ámbito social de la ciudad de Belén, donde los vecinos presentes en los barrios remarcan su derecho a ser adjudicatarios, considerando que en algunos casos llevan 12 años esperando, mientras que, por otra parte, se encuentran aquellos que conforme con la mirada del IPV son los legítimos dueños, teniendo en cuenta que "los pasos obligatorios a la adjudicación se siguieron al pie de la letra", como la correspondiente asignación.

Historia

Cabe recordar que el conflicto comenzó el lunes pasado, cuando técnicos del IPV llegaron a Belén a hacer firmar los contratos a aquellos beneficiarios que salieron adjudicados, teniendo en cuenta que las viviendas serían entregadas el mismo martes.

Sin embargo, la adjudicación nunca llegó a concretarse, ya que esa misma noche del lunes, decenas de personas se asentaron en los predios donde se encuentran las viviendas y de alguna manera tomaron el lugar, con la firme intención de no abandonar el lugar hasta que se les dé una solución "convincente".

Los manifestantes consideran que la selección de beneficiarios "no se hizo respetando los requisitos, y que en algunos casos llevan más de 12 años a la espera de una vivienda".

Es preciso destacar que son 3 los barrios a ser entregados en Belén: uno de 10, otro de 15 y el último de 35 viviendas, las que hacen un total de 60 familias beneficiarias

"Temo por la integridad física de la gente"

Por su parte y en busca de una respuesta, el miércoles hasta última hora, el intendente municipal Daniel Ríos, junto a un grupo de vecinos belichos, esperaron ser atendidos por autoridades del organismo provincial. No osbtante, no hubo avance alguno, y la audiencia quedó fijada recién para este martes.

Al respecto, Ríos valoró la situación como "realmente grave y complicada", y exhortó a los responsables a dar una "solución inmediata".

En diálogo con La Union, el jefe comunal se mostró preocupado, y sostuvo "temer por la integridad física" de las personas que se encuentran a la intemperie en cada uno de los barrios.

"Me voy muy angustiado por no haber podido conseguir nada, y aún cuando yo no sea el responsable, es mi obligación interceder, por ese motivo es que estoy acá y haré todo lo posible para que tengan una respuesta que no lleve a más inconvenientes", apuntó Ríos quien además estuvo acompañado por el concejal Genaro Contreras (FCS).

Comentá la nota