El bederismo apura el armado de la liga de intendentes

De cara al año de transición, 2010, en el que se irán definiendo los perfiles de dirigentes y sectores para el gran año político, 2011, cuando se pongan en juego los cargos ejecutivos.
Los jefes comunales quieren tener mayor peso en las decisiones del gobierno y evitar que sea el bloque de diputados oficialistas el que gane mas protagonismo. Al Gobernador, le conviene sumar lo mas posible.

El gobernador Luis Beder Herrera podría reunirse el próximo martes nuevamente con los intendentes. En principio, eso incluye a la gran mayoría de los ‘caciques’ del interior y al capitalino Ricardo Quintela, decididamente alineado con el jefe de Estado. La fecha está en duda porque ese día el mandatario provincial tiene una cita mas importante: el ministro de Economía, Amado Boudou, para avanzar en decisiones sobre el futuro de la promoción industrial.

A la reunión, cualquiera sea el día en que se concrete la semana entrante, solamente podrían faltar el jefe comunal de Chamical, Elías Hemmes, mas alejado del gobierno bederista, y el intendente de Famatina, Ismael Bordagaray, ‘ofendido’ porque ninguna autoridad del Ejecutivo provincial lo acompañó en un acto realizado en su departamento recientemente. El resto, ya confirmó su presencia.

El encuentro, el segundo en menos de un mes, será en Tama, cabecera del departamento Ángel Vicente Peñaloza. Allí quedaría conformada la autodenominada Federación Riojana de Municipios, una formalidad que, en realidad, procura armar una especie de ‘fuerza de choque’ de intendentes para tener mayor peso en las decisiones del gobierno y evitar que sea el bloque de diputados oficialistas el que gane mas protagonismo.

Quien actúa como coordinador, el jefe comunal del departamento Arauco, Gustavo Minuzzi, anticipó que ese día "nos reuniremos los intendentes de toda la provincia para terminar de conformar la Federación".

Dijo además que "por la mañana nos abocaremos a definir los aspectos vinculados a la estructura, autoridades y respaldo jurídico", estimándose que sobre el mediodía el gobernador reciba un informe sobre esta nueva institución".

Al gobierno en general y al gobernador en particular le conviene la ‘rosca’ en formación, especialmente si diluye la pretensión de algunos jefes comunales de usar la liga para presionar al Ejecutivo por mas fondos. ‘Sin demasiado esfuerzo, el Beder sabe que los intendentes pueden protestar un poco pero hasta ahí. Enseguida volverán a levantarle el brazo porque cada uno necesita del otro para llegar lo mejor posicionados posibles a 2011’, le dijo a Riojavirtual una calificada fuente del gobierno.

En ese marco, la Federación en formación será mas bederista de lo pensado e intentará que los intendentes recobren el protagonismo que perdieron frente al Ejecutivo, mas cercano a los diputados. Ese respaldo, se traducirá luego en avales políticos en los departamentos para la lucha electoral que viene. Y aunque falten dos años, no hay dirigente que no esté pensando en ella.

Comentá la nota