Beder: "En el tema viviendas intervino alguien del Estado"

"Seguramente tenían un cómplice interno que le permitía acceder a las llaves de las viviendas", dijo el Gobernador. La investigación interna estará lista en los próximos diez días.
El escándalo por la venta de viviendas sociales crece con el correr de las horas y ya nadie tiene claro dónde puede terminar. El Gobierno provincial cree que quienes vendían las casas tenían una conexión interna en la Administración Provincial de Vivienda y ayer esa postura fue confirmada por el gobernador Luis Beder Herrera, el ministro de Infraestructura Javier Tineo y el titular de Vivienda, Carlos Crovara.

En los principales despachos de la Casa de las Tejas sospechan de un mecanismo que llevaba varios años funcionando, pero admiten que no está claro si eso implicaba la complicidad de algunos funcionarios.

Mientras tanto, la investigación judicial continúa avanzando y al cierre de esta edición se esperaba la detención de una nueva persona (ver pág. 28).

Beder Herrera

"Cuando yo hablo de corrupción es porque seguramente ha intervenido gente del Estado por el modus operandi. Hacían pasar a los compradores por los pasillos de Vivienda y luego iban con una llave y mostraban casas como si fuese el dueño. Eso es lo que ha permitido que la gente le crea, pero encontramos toda la prueba y yo lo denuncié personalmente. Lo hemos perseguido y lo hemos puesto a disposición de la Justicia", dijo el mandatario provincial en declaraciones a la Radio Cadena 3 de la provincia de Córdoba.

Beder Herrera amplió su posición al expresar que debían estar involucrados empleados de la Administración de Vivienda. "Seguramente que había empleados relacionados. Es ahí en donde la Justicia está poniendo el ojo y yo creo que en pocos días se va a descubrir quiénes son. Seguramente tenían un cómplice interno que le permitía acceder a las llaves de las viviendas", sostuvo el Gobernador.

¿Cómplices?

El mandatario provincial hizo hincapié en la situación de las personas que habrían pagado para obtener las viviendas sociales que debían entregarse en septiembre pasado.

"El estafado también es cómplice. Es un tema que seguramente lo va a dilucidar la Justicia. Es un eslabón y es un cómplice, porque saben perfectamente que las casas sociales que realiza el Estado no son para venderlas. Todo el mundo sabe eso, pero también sé de la necesidad de la gente, ya que ha vendido su auto viejo o pidieron plata prestada, es una tragedia para todas esas familias", comentó el funcionario provincial.

Implicancias

El gobernador Beder Herrera insistió en el impacto social y político que esta situación tiene para la Provincia.

"Para La Rioja, el Instituto es fundamental porque son casas sociales, que con mucha esperanza la gente está esperando y por eso lo indignante de la situación", disparó en otro tramo de la entrevista radial que brindó en la mañana de ayer.

Comentá la nota