Beder Herrera encabezó la cabalgata final

El gobernador Beder Herrera encabezó el pasado domingo 24 de enero, en horas de la mañana, la cabalgata final de la reedición de la expedición libertadora de Zelada – Dávila, que rememora la hazaña de un grupo de valientes que cruzó por el paso de Comecaballos en enero de 1817 para sumar su aporte a la gesta sanmartiniana de liberar a Chile.
El mandatario, que realizó la partida simbólica este viernes desde la localidad de Guandacol, estuvo acompañado por el obispo de la Diócesis de La Rioja, monseñor Roberto Rodríguez; el ministro de Educación, Ciencia y Tecnología, Walter Flores; el intendente del departamento Vinchina, Ariel Oviedo; y el diputado provincial Luis Orquera; entre otras autoridades.

La comitiva partió del campamento de Barrancas Blancas en vehículos hasta el refugio de Comecaballos y desde allí recorrió los más de 8 kilómetros que separan el refugio con el paso fronterizo de Comecaballos, en poco menos de 2 horas de cabalgata, para fundirse en un abrazo fraterno con la delegación chilena de la Tercera Región de Atacama. Luego de las actividades previstas a desarrollar en el hito, se regresó hasta Barrancas Blancas, para culminar con una serie de festejos.

Actividad del día sábado 23

La actividad del día sábado 23 consistió en un entrenamiento de aclimatamiento de los expedicionarios, a la vez que sirvió para llevar las mulas hasta el refugio de Comecaballos, desde donde este domingo, en horas de la mañana se partirá hacia el hito de Comecaballos

El campamento de los expedicionarios, que en la primera noche contó con más de 100 personas provenientes de distintos puntos de la provincia, se instaló en Barrancas Blancas, una moderna instalación de obrador de montaña ubicada a 3850 metros sobre el nivel del mar, que pertenecía a la empresa Vialmani S.A., y que tuvo a su cargo la construcción de un tramo del camino internacional a Chile por el paso de Pircas Negras.

El mismo fue adquirido por Vialidad de la Nación a través de un convenio tripartito y luego fue cedido a la Administración Provincial de Vialidad, a cambio de que ésta se ocupe del mantenimiento del camino. Barrancas Blancas se encuentra a 165 kilómetros de la localidad de Vinchina y a sólo 25 kilómetros del paso fronterizo de Pircas Negras.

Los expedicionarios recorrieron a lomo de mula los 27 kilómetros de huella que separan el puesto de Barrancas Blancas con el refugio de Comecaballos. Allí se dejaron los animales y se emprendió el regreso en vehículos.

La comitiva estuvo encabezada por el ministro de Educación a cargo de la Secretaría de Cultura, Walter Flores y lo acompañaron demás autoridades provinciales.

Comentá la nota