Beder Herrera elogió la celeridad y eficiencia del sistema judicial chileno

El gobernador Beder Herrera realizó una recorrida de trabajo por los diferentes organismos que componen el sistema judicial chileno, donde observó la agilidad y las ventajas del mismo, que le permiten resolver el 100 por ciento de los casos que ingresan en el año.

Adelantó que en La Rioja es posible y, además, es necesario un cambio para que la gente comience a creer en el sistema de justicia.

En el marco de convenios vigentes con la Tercera Región de Atacama y en base a lo acordado en la anterior reunión del comité de Frontera de ATACALAR, el mandatario realizó la visita acompañado por el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Angel Avila; el fiscal general, Claudio Ana; los diputados Julio Pedroza, Luis Orquera y Mario Guzmán Soria; jueces; abogados y otros miembros de la justicia riojana.

El gobernador destacó que se llevó una muy buena impresión del funcionamiento del sistema judicial chileno y consideró que "fue positivo que hayan participado también de esta gira de trabajo el presidente del TSJ, jueces, fiscales, abogados, diputados, que son los que tienen que participar en una futura reforma, la que ya hemos presentado".

El titular del Ejecutivo expresó que pudo ver cómo hechos de hurto que se cometieron ayer, este mediodía ya estaban con sentencia, poniendo de manifiesto la celeridad del sistema y agregó que "a esto tenemos que llegar en La Rioja. Es gráfico decir que allá se resuelve sólo el 1% de los casos, mientras que acá se da respuesta al 100% de los mismos".

"Chile tenía el mismo sistema nuestro y decidieron cambiarlo por unanimidad y creo que en nuestro país ya estamos en un punto de hastío, donde la gente decide no concurrir a la Justicia porque sabe que no tendrá respuesta y eso debe cambiar", precisó.

Beder Herrera adelantó que promoverá el viaje de los actores del sistema de justicia riojano a Chile, para que vean cómo funciona y, además, pedirá que "especialistas chilenos en la materia nos presten ayuda, porque un sistema así no se cambia de un día para el otro".

Un punto importante para el Gobernador es como en el sistema chileno se ocupan de una atención integral de las víctimas, que fueron agredidas por el delito, en especial a quienes quedan con secuelas de las agresiones.

“MUY BUENA IMPRESIóN”

El presidente del STJ, Angel Avila, señaló que se realizó una visita al fuero penal de Chile y se presenciaron audiencias en el Juzgado de Garantías, "de donde nos llevamos una muy buena impresión, por cuanto se hacen un promedio de 30 juicios o procesos por día" y agregó que es llamativa la rapidez con la que se resuelven casos simples, de escasa importancia, con el uso de herramientas muy dinámicas.

El juez expresó que el punto clave es que se brinda una respuesta a quien formula una denuncia y el 100% de los casos son resueltos y aseguró que este tipo de modelo es perfectamente aplicable en La Rioja, donde existen invalorables recursos humanos, que sólo debería capacitarse en estas metodologías, para poder también superar reticencias al cambio y poder incorporar un sistema moderno y ágil, que da justicia, que es la necesidad de la gente.

Avila recordó que el jueves último se presentó un proyecto de reforma para avanzar en el sistema penal y que adopta gran parte del sistema chileno, como las características de los casos de flagrancia, los casos de dictado de sentencia rápida, entre otros elementos.

LA VISIóN DEL FISCAL

Por su parte, el fiscal general de la Provincia, Claudio Ana, expresó que el objetivo de esta visita era que las autoridades políticas de la provincia de La Rioja observaran el funcionamiento del sistema acusatorio de Chile y agregó que el sistema judicial riojano tiene firmado desde hace un año un protocolo de intenciones con el Ministerio Público de la región de Atacama y en ese marco se está trabajando dentro del comité de Frontera de ATACALAR, donde estaban estipuladas estas visitas.

Apuntó que "tratamos de ver el sistema acusatorio como una alternativa a ser aplicada en nuestra Provincia si las autoridades políticas así lo creen conveniente, ya que sus ventajas son múltiples, como el tratamiento del 100% de los casos que ingresan al sistema con diferentes tipos de procedimientos y alternativas a la resolución general que conocemos en La Rioja, como lo es la sentencia".

"Existen procesos más breves, archivos provisionales de casos y otros aspectos, pero lo más importante es que se alcanza un resultado del 100%", destacó, tras lo que consideró que la idea del gobernador Beder Herrera es ir alcanzando una aplicación gradual del modelo chileno en La Rioja, para lo cual se están realizando iniciativas legislativas tratando el tema e ingresando los procedimientos que hoy tiene el sistema trasandino.

Puntualizó Ana que en este sistema, el fiscal es quien tiene a su cargo la persecución y resolución de los casos y los jueces únicamente deciden sobre esa gestión, mientras que en La Rioja esa tarea está en manos de los jueces de instrucción y precisó que según la importancia de los casos poseen distintos procedimientos, en tanto que en La Rioja existe un solo procedimiento para cualquier caso, sea leve o grave, todo transita el mismo camino.

El fiscal general enfatizó que esta multiplicidad de herramientas hace que se pueda dar respuesta a la totalidad de los casos que ingresan y expresó que el número de jueces y fiscales debe analizarse en función del número de casos a solucionar.

En tanto, el diputado provincial Mario Guzmán Soria dijo estar sorprendido gratamente por la celeridad y eficiencia con la que se resuelven los casos a través de diferentes herramientas y señaló, como ejemplo, que Copiapó tiene una población de 250 mil habitantes en la que se producen unas 16 mil causas anuales y ese total se resuelve en el año.

El legislador también precisó que existe un sistema informático, que evita la acumulación de papeles, que permite que todos los actores del sistema judicial tengan conocimiento de cómo se van desarrollando las causas y qué es lo que hacen los jueces y aseguró que este sistema puede aplicarse perfectamente en La Rioja, aunque obviamente deberá ser de forma paulatina y con un adecuado proceso de capacitación de quienes pertenecen

Comentá la nota