Beder Herrera calificó de "medida solidaria" la colocación de medidores de agua.

El gobernador Beder Herrera reiteró la necesidad de "brindarle toda la importancia que debe tener" a la preocupante situación hídrica de Chamical y ratificó que los primeros medidores –que ya llegaron a la provincia- se colocarán en esta ciudad llanista. El mandatario consideró que "los medidores son una medida solidaria que permitirá que todos los usuarios puedan contar con la adecuada provisión del líquido elemento". "Esta sequía -aseguró- es peor de las que teníamos antes, porque en muchos lugares quedaron las bombas sin funcionar".
El jefe del Ejecutivo, que recorrió junto al intendente Elías Hemmes y el secretario de Obras Públicas, Fernando Carbel, las diferentes perforaciones que se están ejecutando como respuesta inmediata a la crisis hídrica, resaltó que "jamás se ha encarado de forma preventiva la situación de la sequía en Chamical" y recordó que este departamento "tiene problemas cíclicos desde hace muchos años e, incluso, ello derivó en la construcción del dique La Aguadita".

Beder Herrera estimó que "esta sequía es peor de las que teníamos antes, porque en muchos lugares quedaron las bombas sin funcionar". No obstante, aseguró que "esa situación es historia y lo que se debe hacer ahora es realizar una acción concreta, para que la gente tenga agua".

Perforaciones / planta

En este sentido, expresó que con la colaboración de geólogos experimentados, se contrataron distintas empresas, además de los aportes de las Secretarías de Agua y de Obras Públicas y la municipalidad local, se realizarán varios pozos y una planta de tratamiento hídrico.

Beder Herrera sostuvo, respecto de la planta, "que ya se presentaron y fueron aprobados los proyectos en el gobierno nacional" y agregó que "al canal lo vamos a transformar en un acueducto".

Como objetivo también planteó "independizar" los distintos parajes cercanos a Chamical, cada uno con su respectiva perforación, a fin de que no afecten el caudal de agua que se destina a la ciudad de Chamical.

Medidores

Informó que "ya llegaron los medidores que vamos a instalar en toda la provincia, pero el primer lugar donde los instalaremos será Chamical, porque acá está la emergencia".

En este marco, expresó que "esta es una medida solidaria; la gente tiene que saber y bregar, para que todos tengan los medidores". Argumentó la medida ejemplificando que "la persona que no posee medidor, que abre la canilla y deja que el agua se pierda, atenta contra el resto de la comunidad".

Allí puso de relieve que "con esta decisión todo el mundo va a tener agua" y añadió que "generalmente, con los declives que hay en La Rioja, quienes habitan al comienzo de la red –en la parte baja- tienen agua y los que viven en las zonas más altas, no tienen". Para el gobernador esta medida "es una manera de cuidar el agua".

La colocación de los medidores comenzará de forma inmediata y el objetivo expresado por el gobernador es llegar a la temporada estival con los pozos funcionando, cada medidor colocado y las obras básicas de infraestructura hídrica en óptimas condiciones.

Detalles técnicos de las perforaciones

Por su parte, el técnico Juan Velárdez y el geólogo Hugo Núñez, de la Dirección de Cuencas Hídricas de la Secretaría del Agua de la provincia, explicaron las características de las perforaciones que se realizan en el departamento Chamical, para paliar la difícil situación hídrica que atraviesa la comuna.

En primer lugar, Velárdez detalló que "los pozos emplazados sobre la ruta que une Chamical con Polco, tienen 140 metros de profundidad y un caudal promedio de 20 mil y 25 mil litros hora".

Informó que esas perforaciones serán conectadas al acueducto que conduce el líquido a la planta procesadora de la ciudad de Chamical, engrosando directamente su caudal.

El técnico graficó que "en el caso de una de las perforaciones de Polco, ya se hizo la prueba de bombeo y falta el empalme de red; en la anterior, se realizó el perfilaje y se determinará el diagrama de entubación de la perforación".

Las obras beneficiarán a toda la ciudad de Chamical y engrosarán el caudal de captación que ya posee la comuna a través de las vertientes.

En relación al pozo que se realiza en la cabecera departamental, más precisamente en el barrio Ángel Vicente Peñaloza, Velárdez expresó que tiene 150 metros de profundidad, posee un caudal un poco menor que los anteriores, alrededor de 15 mil litros hora, y tiene la particularidad de estar ubicado a tan sólo 200 metros de le red central, por lo que incorporará a la misma en forma directa, previo tratamiento en una planta de ósmosis inversa.

Comentá la nota