La beatificación de Juan Pablo II, demorada por las cartas a una amiga

Karol Wojtyla y Wanda Polaswka se escribieron durante 55 años. Los mensajes fueron publicados y ahora el Vaticano debe estudiar su contenido antes de beatificarlo
Cuando se esperaba que el próximo 2 de abril el Papa Benedicto XVI anunciara la beatificación de Karol Wojtyla, el reconocido Juan Pablo II que estuvo al frente de la Iglesia por más de 26 años, una traba que podría retrasar el anuncio aparece en el camino. Se trata de las cartas que el Sumo Pontífice de origen polaco intercambio con una amiga suya, Wanda Polaswka, durante 55 años.

Fragmentos de las mismas fueron publicadas en un libro que sacó a la luz la mujer, hoy de 88 años, y causaron revuelo en el Vaticano, por lo que la Congregación para la Causa de los Santos decidió que quiere ver todos los escritos, en los que Juan Pablo II llama "hermanita" a su destinatario y él es llamado "hermano".

El responsable de recibir todos los textos será el padre Daniel Ols quien aclaró que "no se puede hablar de retraso en la causa de beatificación", el primero de los dos pasos hacia la santidad, ya que "no hay plazos fijos". A su vez, el religioso reconoció que "el Papa nos pidió que diéramos prioridad a la causa de Juan Pablo II, pero que trabajáramos bien, o sea con sumo cuidado".

La relación con la mujer

El joven cura Wojtyla conoció a Poltawska en 1950. La mujer, que había sufrido torturas por parte de los nazis, se encontraba en una situación desesperada cuando conoció al futuro Papa y fue él quien la ayudó a salir adelante.

Tiempo después, en 1962, la mujer enfermó de cáncer y Wojtyla le pidió al padre Pío de Montalcina que rezara por ella para que Dios obrara un milagro. Con los meses, Poltawska se curó y el futuro Juan Pablo II no dudo que las intervenciones de Pío de Montalcina, a quien hizo beato y después santo, tuvieron que ver, publicó el diario Clarín.

Comentá la nota