"El bautismo del hotel ha sido para nosotros todos un éxito"

Primera recorrida por el Provincial de Gabriele Burgio, titular mundial de NH Hoteles. Se mostró sorprendido por las dimensiones externas e internas del establecimiento.
Gabriele Burgio, el presidente a nivel internacional de NH, la cadena de 400 hoteles en todo el mundo (350 en funcionamiento y 40 en apertura), y ahora integrada a la adjudicación del recuperado Gran Hotel Provincial, llegó ayer Mar del Plata.

Junto a su esposa, la arquitecta interiorista Catherine Grenier, y al presidente de NH para Latinoamérica, Heraclio López Sevillano, Burgio naturalmente recorrió las instalaciones del Provincial a poco de su arribo, en compañía de Florencio Aldrey.

Ya en visita a LA CAPITAL, por la tarde, este florentino de 54 años, uno de los ejecutivos internacionales más reconocidos, dijo estar satisfecho por la culminación de la primera etapa de reformas en el Provincial, y sobre sus dimensiones admitió que "una cosa es que te las cuenten y otra apreciarlas directamente". Se manifestó así: "Una cosa es cuando te cuentan sobre la dimensión del Provincial y los números impresionantes que suponen, por ejemplo, los 60 ó 70 kilómetros de cables eléctricos que tiene, o 5.500 metros cuadrados de paredes, etcétera, etcétera; pero cuando lo ves de verdad, el tamaño, las alturas internas, creo que se merece que se organicen tours de turistas sólo para visitarlo y apreciarlo, sin hablar de los frescos de César Bustillo a la entrada que son muy particulares, originales".

En su primera visita a Mar del Plata ("no obstante que Aldrey me debe haber hecho más de cien invitaciones"), la máxima autoridad de NH Hoteles consideró que "gracias a la Copa Davis el bautismo del hotel ha sido para nosotros todos un éxito".

En cuanto al tiempo que habrá de transcurrir hasta que se complete la reforma del Provincial, Burgio lo estimó en una año más, al continuarse con la paulatina habilitación de habitaciones y espacios comunes. "Para NH el Provincial es un desafío importante, a partir de un desafío personal ganado por el señor Aldrey", recalcó.

"Mientras la reforma avanza -precisó- el establecimiento recuperado irá encontrando su sitio en el mercado de las convenciones y los eventos, especialmente a nivel nacional. Creemos que la combinación entre Provincial y Hermitage va a ser un arma comercial fuertísima en favor de la ciudad de Mar del Plata".

Al consultársele sobre las perspectivas de la hotelería en el actual contexto de crisis financiera internacional, Burgio respondió: "Se puede dividir la hotelería en dos usos: la de las empresas y el de los particulares. Los dos segmentos están sintiendo una ralentización aunque no es tal en América latina y menos en la Argentina, si bien en Europa y Estados Unidos se está sintiendo de una manera muy fuerte. La ralentización que vemos más ahora es la del negocio de empresas, que tienen miedo de que el 2009 pueda ser un año difícil, porque se ralentizan las convenciones, las presentaciones de productos, los meetings. Y podría ser que se dé la misma tendencia con el turismo en general. Con el gran negocio que son los fines de semana en Europa, en esto hay también una disminución".

También hubo un momento para reparar en la identificación de NH con la Copa Davis. "Esta vinculación -comentó Burgio- viene de 5 ó 6 años atrás. Fue una iniciativa que se lanzó para intentar difundir la marca NH en el mundo, y pensamos que el tenis y en particular la forma de la Copa Davis, que se desarrolla en tres días por ciudad y normalmente la cobertura televisada por país es muy fuerte. La primera vez que se auspició la Copa Davis se enfrentaban España y Estados Unidos en España y fue una inversión de un resultado maravilloso. También se montaron las toallas de los jugadores, que éstos usan cuando se sientan y se secan la cara antes de cambiar de lado. También son NH".

"El mago de los zuecos"

Podría decirse que Gabriele Burgio, el presidente de NH Hoteles, es "el mago de los zuecos". Zuecos (así, con z) por ese tipo de calzado. En años recientes, Burgio ha recibido varios premios internacionales por parte de escuelas de administración, pero siendo muy joven, en su Italia natal, su visión para los negocios hizo que una forma familiar de hacer zapatos llegara a que sólo en Estados Unidos las mujeres compraran la inimaginable cantidad de 200 millones de pares de zuecos. El mismo lo contó ayer a LA CAPITAL:

"Fue la invención de algún italiano que creó unas máquinas para producir zuecos en plástico que tenía el mismo peso y el mismo color que la madera, y claramente se podía moldear según lo querido. Se podían hacer series: se llamaban góndola porque la forma era un poco así. Luego tenían una bandita con tres tachas de un lado y tres del otro. Era una producción sencilla y rápida que en Italia se hacía en las casas particulares. Fue un momento de historia industrial que llegó a estudiarse en la universidad, porque era una producción completamente flexible, totalmente subcontratada, y sin inversiones. ¿Qué hacía yo? Era intermediario entre un americano que compraba estas cosas y todos esos productores. Se necesitaba alguien que hablara italiano e inglés. Dedicamos tres o cuatro días a diseñar el modelo que debería producirse y un americano se lo llevó. Y desapareció. A los días me llama y me dice: vendimos muchos, estamos muy contentos: vendimos 7.000. Yo pensé y no me parecía mucho. Pero el americano me aclaró: son 7.000 cajas de 36 pares cada una. Así empezó aquel negocio, que subió, subió, hasta que pasó la moda. Pero para entonces las mujeres americanas habían comprado unos 200 millones de pares de zuecos".

Nuevos conceptos en arquitectura para interiores

La arquitecta interiorista francesa Catherine Grenier, luego de conocer el Gran Hotel Provincial de Mar del Plata, puntualizó que "en la Argentina ha podido observar mucha creatividad".

"De la Argentina siempre se pueden tomar nuevas ideas, diferentes", comentó tras admitir que Buenos Aires es especial por la mixtura de arquitecturas de los más diversos orígenes, que Mar del Plata, a la que está visitando por primera vez, tiene un lado muy fuerte y apasionante para un arquitecto como "son sus variaciones climáticas".

Grenier tiene un estudio de arquitectura interiorista en Madrid donde se desarrollan nuevos conceptos de diseño para interiores de restaurantes, casas y spa, entre otros espacios.

Comentá la nota