La batalla por el sillón del Palacio

Los opositores con el peronismo a la cabeza, mantienen reuniones febriles para llegar al 10 de diciembre con un consenso que les permita lograr los votos necesarios para desplazar al socialista Miguel Zamarini de la presidencia.
La disputa por el sillón principal del Palacio de los Leones, lejos está de acallarse. Por un momento, parecía que el socialismo no tendría inconvenientes en conservar la presidencia del Concejo Municipal en manos de Miguel Zamarini, incluso ante la postura de un sector del peronismo que se mostraba dispuesto a negociar las presidencias de comisiones clave ante la posibilidad de quedarse sin un cosa ni la otra. Pero la concejala María Eugenia Bielsa y Jorge Boasso entre otros, han ratificado la voluntad de que la presidencia "sea para la oposición". Es más, la propia Bielsa ya impulsa para el cargo a su compañero de bancada Fernando "Chino" Rosúa (PJ). Aunque hay otros nombres que se perfilan como el de Daniela León (UCR), Alfredo Curi (PPS) o Alberto Cortés (Proyecto Sur). Ayer, en tanto, se sumó a la discusión el presidente del Partido Justicialista de Santa Fe. El senador Ricardo Spinozzi aseguró que "la voluntad de los ciudadanos de Rosario marcó el pasado 27 de setiembre que más del 70% del electorado no avala la gestión socialista que encabeza el intendente Miguel Lifschitz y eligió votar por otras opciones, entre ellas la del PJ, terminando con la mayoría automática del oficialismo en el Concejo Municipal".

La semana que pasó este diario publicó que un sector del PJ había resignado la posibilidad de pelear la presidencia del Concejo rosarino a cambio de apoderarse de comisiones clave del cuerpo legislativo local, pero sobre todo frente al entendimiento de que si el concejal electo de proyecto Sur -Alberto Cortés- vota con el socialismo por el nuevo presidente a partir del 10 de diciembre, se terminaba la discusión. Aunque la oposición lo cuenta a Cortés de su lado y hasta es candidato también.

Frente a esta postura, la concejala María Eugenia Bielsa salió a aclarar que "no todo el peronismo piensa así", y aclaró que "nosotros seguimos reivindicando que la presidencia tiene que ser para la oposición teniendo en cuenta el resultado de las elecciones". Las reuniones se sucederán con mayor intensidad en los próximos días, a medida que se vaya acercando el 10 de diciembre. Fecha en la asumirán los concejales electos y habrá que designar a las nuevas autoridades del cuerpo.

En medio de la discusión, el presidente del PJ provincial Ricardo Spinozzi señaló que "estableciendo vínculos con otras fuerzas políticas con representación en ese cuerpo, pensamos que un concejal del Partido Justicialista puede tener legítimo derecho a ocupar la presidencia del Concejo Municipal de Rosario". Y agregó que "contamos como representantes de los rosarinos a hombres y mujeres altamente capacitados para llevar adelante esa responsabilidad; además los concejales del peronismo son, en número, los que más representación tienen como oposición, por lo que haremos el máximo esfuerzo para que este anhelo se concrete y serán esos propios concejales los que trazarán las estrategias, los contactos con los otros partidos y la elección de las personas indicadas para lograr el objetivo trazado" dijo Spinozzi.

Para el titular del PJ provincial, el Concejo de Rosario será a partir del próximo 10 de diciembre "escenario de una nueva forma de debate, donde se discutirán los temas de la ciudad sin la imposición del número de bancas que ejerció el Partido Socialista durante los últimos dos años". Y señaló que "la gestión de Lifschitz muestra evidentes signos de agotamiento y eso fue lo que demostró el veredicto de las urnas".

Comentá la nota