"La batalla por la ley de medios no está perdida", advirtió Aníbal Fernández

"No esperemos que los monopolios que siempre hicieron lo que se les antojó acaten esto mansamente", dijo el jefe de Gabinete por los fallos judiciales contra la norma
Aníbal Fernández volvió a ponerse al frente de la defensa pública de la ley de medios, que ya acumula tres fallos judiciales en contra.

El jefe de Gabinete advirtió que para el Gobierno "no está perdida la batalla" por la nueva norma y reiteró que la Casa Rosada apelará cada una de las decisiones del Poder Judicial contra la aplicación de la ley.

En declaraciones a radio Continental, Fernández renovó la embestida contra la prensa. "El objetivo es sostener una normativa altamente positiva que va en contra de los monopolios. No esperemos que los monopolios que toda la vida hicieron lo que se les antojó y dijeron cómo teníamos que pensar y actuar acaten esto mansamente", disparó en alusión a la entrada en vigor de la norma.

Tercer fallo en contra. Ayer, la jueza federal Olga Pura de Arrabal, con asiento en Mendoza, suspendió la aplicación de toda la ley de medios audiovisuales, porque encontró que el Congreso habría incurrido en serias irregularidades reglamentarias durante el trámite de sanción de la ley y pidió informes al Poder Ejecutivo y al Congreso.

La medida cautelar fue dispuesta por la jueza Pura de Arrabal en una causa promovida por el diputado Enrique Thomas (Peronismo Federal-Mendoza). Fue la tercera medida cautelar contra la ley de medios en siete días, pero el fallo es mucho más amplio, en sus alcances, que los dictados por el juez federal Edmundo Carbone, de la Capital Federal, y por el juez federal Miguel Medina, de Salta.

La primera resolución contra la ley de medios fue dictada por Carbone, que suspendió el plazo de un año para que el Grupo Clarín venda las empresas que exceden los parámetros estrechos que fija la ley (el plazo de desinversión del artículo 161).

El juez Medina, por su parte, suspendió ese mismo artículo y también los artículos 45 (multiplicidad de licencias) y 62 a 65 (trasmisión en cadena).

Comentá la nota