"La basura puede colaborar pero lo que paso es por la detención de obras de desagües"

La concejal justicialista María Lastra, apuntó contra el municipio por la falta de obras en materia de desagues en la ciudad. "Los vecinos siguen sin respuestas", señaló.

Vea las bombas sin funcionar

La concejala María Lastra, dialogo con LT9 sobre el fenómeno climático que tuvo lugar esta madrugada en nuestra ciudad, donde desde las 23 horas y hasta las 6 de la mañana cayeron más de 100 milímetros en unas pocas horas, lo que provocó serios inconvenientes y anegamientos en distintos sectores y barrios santafesinos.

Después de pasada las lluvias, el intendente Barletta sostuvo que ele stado crítico de los desagues y la basura en las calles, fueron las prinicipales causas de los problemas que se registraron esta mañana e Santa Fe.

"Los santafesinos deben tener claro que la ciudad debe desagotarse y que eso implica que se debe mantener todo el sistema de desagües. Este tema hiere muchas susceptibilidades porque se recuerda épocas que nadie quiere volver a repetir. La basura puede colaborar pero no es el único tema. Se han retrasado muchas obras sumamente importantes que estaban en marcha, como los dos grandes desagües: el de calle Entre Ríos y el de Lavaise" expresó Lastra.

La edil recordó las palabras del intendente Mario Barletta, cuando en el inicio de su campaña electoral aseguró que la ciudad de Santa Fe no volvería a atravesar una nueva inundación como las del 2003 y 2007, cuando cientos de santafesinos perdieron sus hogares y todos sus mobiliarios.

"El intendente sabe que hay cosas que escapan a las posibilidades de resolverse. Se le echó toda la culpa a una gestión y él nos prometió que no iba a ocurrir nunca más. Desde la Municipalidad aseguraron que se había pagado para limpiar todos los desagües, y se supo que muchos desagües estaban tapados", agrego la edil justicialista.

Además Lastra sostuvo que la actual gestión recibió el municipio con las obras en marchas, pero que estas no se sostuvieron con el ritmo adecuado y que, hasta el momento, no se ven diferencias sustanciales de una gestión con otra.

"Las bombas que se encuentran a la vista de todos, a diferencia de las de la otra gestión que estaban sumergidas, tienen una explicación técnica que ampara la hipótesis que no son las más convenientes. El año pasado vimos que costaba mucho ponerlas en funcionamiento, porque una bomba que sustrae un millón de litros para que salga un chorrito de agua, no sirve. Siguen los vecinos sin tener respuesta y cuando ocurren estas lluvias, los vecinos siguen con las mismas condiciones", finalizo María Lastra.

Comentá la nota