Basura: "la comuna está preparada para prestar el servicio"

El secretario de Obras Públicas de Santa Rosa, Diego Bosch, aseguró ayer que la comuna está en falta con la Cooperativa Popular de Electricidad (CPE) porque todavía le debe algunos números específicos del servicio de recolección de residuos y barrido y limpieza. Sostuvo que las cifras, vinculadas con la recaudación y otros ítem, son fundamentales para que la entidad pueda decidir si acepta la propuesta de la comuna para la conformación de una empresa mixta que se haga cargo del servicio.
El funcionario aseguró que la gestión de Francisco Torroba, de la cual es parte, tiene como objetivo principal unir a las dos "empresas" sin fines de lucro para encarar la prestación del servicio que actualmente está en manos de Clear SRL, propiedad de Cristóbal López, además, dueño de la firma Casino Club. Pero esa no es la única posibilidad que las autoridades comunales barajan a la hora de pensar en una salida intempestiva de la actual concesionaria, que lleva tres años reclamando una modificación de su contrato con el municipio, cuyas condiciones actuales le representan -según dicen- un quebranto millonario.

Histórico.

"Lo fundamental es que el municipio se siente muy capaz y está trabajando en pos de municipalizar totalmente el servicio de recolección de residuos, barrido y limpieza", dijo Bosch, ayer, ante una consulta de LA ARENA. Afirmó que la ciudad está ante una oportunidad histórica para que la CPE participe de la prestación de un servicio público como la recolección de residuos y que la plataforma del Frepam establece la posibilidad de la prestación de servicios en conjunto entre la comuna y la entidad solidaria.

"Es algo que la comuna está encarando, no le estamos ofreciendo la novia fea", graficó. A juzgar por sus palabras, el proyecto está muy avanzado y ya motivó viajes de autoridades comunales y concejales a las ciudades de Córdoba, Río Cuarto y Trenque Lauquen. Mañana, incluso, una comitiva visitará Olavarría, en la provincia de Buenos Aires, para conocer otro de los municipios que puede servir como ejemplo para la capital pampeana. "Estamos juntando mucha información para decirles cuál es la oferta e invitarlos a participar. Está todo abierto: si creen que sí, mejor; si no, todo perfecto, y la comuna seguirá con su proyecto", explicó.

Separación.

Una de las alternativas que está en análisis es la de separar la recolección de residuos del servicio de barrido y limpieza. Desde los noventa, ambas actividades están a cargo de Clear SRL, según lo establecido en el contrato que vencía en 2005, pero la empresa y la comuna -entonces a cargo del justicialista Néstor Alcala- decidieron prorrogar hasta el año que viene. "Se pueden hacer corredores y sumar a la gente que actualmente trabaja en Clear SRL, luego que sean indemnizados por la empresa, para que armen una cooperativa de barrido. Son muchas las posibilidades", se entusiasmó.

El municipio ya está avanzando en conseguir fuentes de financiamiento para encarar la inversión inicial del servicio. Existen conversaciones con entidades bancarias -no está entre ellas el BLP- para lograr el otorgamiento de créditos destinados al leasing, cuyo objetivo final será la adquisición de camiones compactadores y de barrido mecánico. Incluso, hubo contactos desde las oficinas de San Martín 50 con las fábricas de este tipo de herramientas en Argentina, las cuales están ubicadas en la provincia de Córdoba.

En falta.

"Si alguno de la cooperativa cree que esto es una papa caliente, que no se ofenda y lo deje. Pero la idea nuestra es sumar a la CPE con un servicio que va a ser para todos. Si hay alguien que está en falta, es la comuna; porque todavía no llegó a darle algunos números a la cooperativa para que desmenuce el servicio en la parte técnica, operativa, de recaudación y demás. Todavía no le dio todos los elementos para que pueda ver el paquete completo y decidir si le gusta o no", añadió.

Comentá la nota