El bastión K que no fue

El distrito que se presentaba más "amigable" al oficialismo, no conformó. Aunque Néstor Kirchner consigue en La Matanza una diferencia que apenas pasa los diez puntos sobre Francisco de Narváez, no le sirvió al PJ para descontar los magros resultados logrados en otros distritos.
En 2007, la tierra que comanda Fernando Espinoza consiguió para las filas kirchneristas el 50.09% de los votos, contra apenas en 13.94% obtenido por Unión Pro. Los más de 36 puntos de diferencia generan un contraste fortísimo con los casi 12 que arroja ahora.

Inclusive el Mercado Central, en tierras matanceras, fue como en 2007 el escenario del cierre de campaña del Frente para la Victoria en el que estuvieron la presidenta Cristina Kirchner, los candidatos Néstor Kirchner, Daniel Scioli y Alberto Balestrini, y el intendente Fernando Espinoza. La elección del escenario para coronar la campaña, no fue casual, sino que allí se esperaba conseguir una abultada victoria. Con 800.743 electores habilitados, la tierra que comanda Fernando Espinoza lejos estuvo de ser la casa K de la Provincia.

Comentá la nota