Basterra defendió varios aspectos de su gestión ante críticas de la oposición.

"Este gobierno provincial ha establecido políticas productivas con reglas claras y resultados exitosos, con un fuerte acompañamiento y compromiso del hombre de campo, por eso resulta muy desagradable que algunos dirigentes de la oposición, que tienen una mezcla de ignorancia y malicia salgan con informes tan tendenciosos", afirmó el ministro de la Producción y Ambiente, Luis Basterra.
Para el ministro "esta gente o no entiende nada, carecen de información o simplemente actúan maliciosamente", aunque se inclinó más por lo último, dado que son varios los radicales que desarrollan actividades productivas y que también se valen de las herramientas que el gobierno provincial ha diseñado para el sector. Inclusive aludió a que "los números y datos que brindan no se ajustan a la realidad, como también resultan desafortunados sus análisis que carecen de todo sustento y evidencian un desconocimiento supino sobre una compleja realidad, no sólo nacional, sino internacional".

Algodón

En principio, Basterra refutó cuestionamientos en torno a la producción algodonera, señalando aquí que "en este segmento se viene aplicando una política que no registra precedentes, inclusive fue adoptado por otros estados algodoneros. Se estableció un precio de referencia y se habilitaron planchas en toda la provincia, con lo cual en los últimos cinco años en Formosa se pagaron los mejores precios de todo el país por el textil".

"Como pueden salir a cuestionar que se haya bajado el hectareaje de siembra de algodón, cuando en la misma Mesa Agrícola Provincial conformada por gobierno y asociaciones agrarias, antes del inicio de la campaña se había acordado recomendar cautela –algunos incluso desalentaban sembrar- ante los informes de los mercados internacionales y de especialistas en el segmento algodonero, quienes anticipan una brusca caída en los precios, que por estos días nos están dando la razón de lo que advertíamos entonces", sostuvo.

Y ante este escenario el mensaje al productor fue que "analice adecuadamente cual es el mejor lote para cultivar, ser muy precavido en cuanto a la tecnología que utilizará, que sepa exactamente como piensa cosechar, y ser muy cuidadoso en ver los insumos que utilizará, dado que los beneficios van a estar por el lado de los rendimientos y no de los precios".

"Hay que buscar la mayor eficiencia productiva, buscar los mejores lotes que den la seguridad de cosecha con buenos rindes. No buscar una estrategia de expansión, sino de rendimientos, alertamos hace muchos meses atrás, algo que ahora y con los precios que se manejan queda corroborado como cierto", insistió.

Refirió a que "como parece que algunos están desconectados de la realidad, les informo que el algodón, a diferencia de otros productos de la producción primaria vinculados al alimento, se utiliza para la confección de prendas de vestir, y ante una crisis como la actual, la gente lo primero que hace es dejar de comprar ropa. Inclusive los analistas estiman que de producirse un rebote positivo en adelante, la recuperación no será tan rápida en el segmento textil como pudiera suceder con los granos".

Lo ganadero

También el ministro rechazó que se cuestione tan irresponsablemente el esquema que se viene desarrollando con las asociaciones de pequeños productores ganaderos de la zona del bañado La Estrella, para quienes justamente y a efectos de contrarrestar los efectos negativos que siempre le acarreaba las cíclicas crecidas en la zona, se "establecieron mecanismos sin precedentes y que les posibilitará una mayor rentabilidad".

Explicó que "ante cada crecida del bañado y por la falta de pasturas se producía mortandad en los rodeos de la región. Ahora se les hizo un anticipo con el mejor precio, además de alquilarles un campo, donde sus rodeos están siendo mejorados, es decir engordados, de tal manera que luego y cuando participen de las operatorias de ventas en los remates, en vez de que se les pague $1,80 el kilo como lo hacían muchos intermediarios, puedan colocar a $2,50 o $2,60 por kilo, con lo cual salta a las claras la superlativa rentabilidad para nuestros pequeños ganaderos merced a esta estrategia oficial".

"No sólo que habrá mucho menos mortandad de ganado, como históricamente ocurre, sino que sus animales llegaran a los remates en condiciones inmejorables y parecidas, alcanzando con ello un posicionamiento dentro de este sistema de comercialización al cual inclusive antes estaban vedados", destacó.

Comentá la nota