Bastanza defendió el proyecto para cobrar los asfaltos.

Bastanza defendió el proyecto para cobrar los asfaltos.
BROWN: El concejal del Frente para la Victoria-PJ de Almirante Brown justificó la iniciativa del Departamento Ejecutivo de disminuir el número de aceptaciones necesarias para comenzar la construcción de un asfalto y aseguró que no contempla “cobros compulsivos” sino recuperar los fondos aportados por la comuna.
El concejal del bloque del Frente para la Victoria – PJ Roberto Bastanza defendió ayer la iniciativa en la que trabaja el Departamento Ejecutivo de Almirante Brown para disminuir el número de aceptaciones necesarias para comenzar la construcción de un asfalto y aseguró que el proyecto no contempla “cobros compulsivos” ni “represivos para los vecinos”.

Según el edil, la intención de modificar la ordenanza vigente (acorde con la provincial 165/73) es recuperar parte de los fondos que aportará la comuna de su erario “para poder destinarlas al comienzo de nuevas obras” en otras áreas del distrito.

“La idea es bajar el número de adhesiones porque ese fue siempre un obstáculo para la realización de asfaltos”, explicó el edil para aclarar de inmediato que “en cuanto a la cuota que se cobrará será ínfima” y “apenas casi testimonial”.

En este contexto, rebatió las criticas de la oposición que dan cuenta de que la administración de Darío Giustozzi plantea reembolsos en obras que se anunció serán financiadas por el Gobierno nacional al remarcar que “lo que se buscará recuperar es lo que aportará el Municipio”.

“Los asfaltos son una promesa de campaña que va más allá de lo establecido por la Nación. Esta gestión se ha comprometido a empezar a avanzar sobre las calles de tierra del distrito y por eso a diferencia de otros municipios, en Brown se están haciendo las cosas más rápido porque ya comenzamos con muchos de los módulos con fondos propios”, resaltó el edil oficialista en declaraciones a Info Región.

Y agregó que “eso es lo que se espera recuperar” para poder destinarlo a otras áreas y así “en vez de hacer las mil cuadras previstas para este año, hacer quizá quinientas o mil más”.

El punto del proyecto sobre el que centró sus criticas parte de la oposición (Unión Celeste y Blanco y el PRO) fue que disminuya el número de frentistas que pueden decidir por el resto. Atado a esto, se cuestionó que la mitad pueda determinar no sólo el comienzo de una obra, sino también que pueda poner en obligación de pagar por ella (o una parte del total) al cien por ciento de los vecinos de una cuadra.

Consultado sobre esta cuestión, Bastanza consideró que ese argumento es “relativo” ya que “mucha gente no lo ve desde ese punto de vista” porque “tiene tantas ganas de contar con un asfalto que está a dispuesta a pagar una cuota mínima por él”.

“Es algo que no sólo permite mejorar los accesos sino que trae aparejado consigo también cuestiones fundamentales como salud y educación. Encontramos al recorrer los barrios, gente que está dispuesta a pagar por un asfalto y nuestra intención es poder llegar a más zonas a través de un cobro insignificante”, completó.

Comentá la nota