Bassó responde imputaciones

El procurador de la Corte, Agustín Bassó, deslindó responsabilidad en el archivo de la causa en que se investigaba a un juez por el supuesto hurto de energía y defendió su designación en el cargo, pese a tener más de 65 años de edad. También, en directa respuesta al ministro de Justicia, Héctor Superti, señaló que se aceptó la postulación e integración de ternas para jueces comunales a candidatos que están sometidos a proceso penal.
Bassó respondió a los dichos de Superti, publicados por El Litoral en la edición del sábado, donde alude al caso de hurto de energía, diciendo que "tenemos conocimiento de que la fiscalía quería llevar adelante pruebas, porque incluso planteó nulidades porque hicieron pericias a sus espaldas y luego, cuando la fiscalía apela el archivo, el fiscal de Cámara desiste de esa apelación. Dado que el Ministerio Público es uno solo y ambos dependen del Dr. Bassó, o éste no sabe lo que pasa en el Ministerio Público o está convencido de que está bien desistir".

En su réplica, el procurador invoca la "libertad de criterio" de los fiscales, con preponderancia del que tiene mayor jerarquía cuando hay discrepancias. Y asegura que "es impensable que el procurador pueda tener un seguimiento de todas las causas que se tramitan", aunque sí debe poner énfasis en las consideradas "emblemáticas". En este caso, devolvió la pelota al Ejecutivo, y sostuvo que la EPE debió impulsar la causa como querellante.

En todo caso, Bassó sostuvo que "conozco muy bien lo que pasa" en su órbita de actuación, y que quien peca de desconocimiento es el propio Superti; aludiendo al caso de los candidatos acusados y/ o procesados.

Réplica a Binner

También respondió los dichos del gobernador impugnando su designación, desprestigiándolo y atacando al Poder Judicial, al aludir a un "manejo amañado".

"El señor gobernador debe saber que en la designación del procurador de la Corte no interviene el Poder Judicial y específicamente en cuanto a mi designación, se han respetado los recaudos constitucionales.

Además el tema fue tratado y agotado en la reunión de la Comisión Bicameral de Acuerdos de la Legislatura de la provincia en fecha 19 de septiembre de 2007 y con posterioridad se me otorgó el pertinente Acuerdo Legislativo", argumenta Bassó.

También recuerda otros nombramientos con más de 65 años -Prono, Iturraspe- y otros jueces que siguieron en sus cargos pasada esa edad -Ulla, Alvarez, Fierro- y estimó que, antes de opinar, "debió asesorarse", por cuanto la Corte nacional declaró la inconstitucionalidad del artículo 88 de la Constitución de la provincia de Santa Fe, que establece ese tope etario.

"La imparcialidad esperable de un magistrado no depende de su edad, sino de sus condiciones personales éticas, las que pueden ser conservadas hasta el día de su muerte. Y si bien no cabe ignorar el efecto que el paso de los años produce naturalmente en una persona relativo a sus aptitudes física o psíquicas, tampoco corresponde extraer conclusiones apriorísticas que tengan como punto de referencia una determinada edad", argumentó el procurador. Y trajo en su apoyo el conocido caso de Carlos Fayt en la Corte nacional.

Comentá la nota