Basso defiende la instalación del nuevo local de Carrefour

El primer concejal por Unión-Pro se fundamenta en la seguridad jurídica, en los graves perjuicios económicos que acarrearía a la comunidad y en la necesidad de generar nuevos puestos de trabajo.

Alfonso Basso, primer concejal por Unión-Pro, salió al cruce a la apelación realizada por la Municipalidad de General Pueyrredon a la decisión judicial que ordenó continuar con el proceso de habilitación de un local en la zona céntrica marplatense iniciado oportunamente por la firma Carrefour.

Basso habla de "falta de seguridad jurídica", indicando que "la resolución judicial ordena a la comuna a continuar el proceso de habilitación iniciado en tal sentido, independientemente de la decisión a la cual se arribe al final de dicho trámite, ordenándose asimismo que la solicitante deposite --caución real-- casi 1.000.000 de pesos por futuros y eventuales daños y perjuicios que la continuación de dicho trámite pueda causar a los habitantes de la ciudad".

Recuerda el candidato de la lista 162 que "la supermercadista en cuestión inició hace casi dos años un proceso tendiente a la habilitación de un local en el centro de la ciudad, habiéndose oportunamente expedido favorablemente tanto los organismos municipales como provinciales que les haya correspondido actuar en dicho expediente".

No obstante ello, y con posterioridad a los vistos buenos obtenidos, afirmó Basso, "se dicta una ordenanza la cual modifica diversos parámetros de la zona, lo que produce que el Departamento Ejecutivo rechazara la continuidad de dicho proceso".

Según Basso, esta decisión" es incorrecta y puede ocasionar un grave e irreparable perjuicio a los intereses de la comunidad".

Aseguró el candidato que "en principio y de conformidad a la información obtenida y demás constancias existentes en el proceso judicial indicado, la decisión judicial resulta ajustada a derecho".

Derecho adquirido

Señaló Basso que la firma solicitante "tiene, a no dudarlo, un derecho adquirido a los efectos de que el municipio continúe el proceso de habilitación, en tanto y en cuanto, ésta ha cumplimentado la totalidad de los requisitos exigidos por las normas u ordenanzas vigentes a la fecha de iniciación del pedido y en tal aspecto se han manifestado afirmativamente, tanto los órganos municipales como provinciales".

"La nueva normativa --aseveró-- no puede tener un efecto retroactivo, circunstancia que de no subsanarse inmediatamente, generará un grave perjuicio económico al erario municipal, el cual como todos sabemos resulta escaso y depende del aporte que hagamos todos los ciudadanos, y cuya integridad y resguardo están a cargo de nuestros representantes".

"Pero tan grave como ello, y quizás más grave aún resulta observar la falta de seguridad jurídica que ello genera en todo el ámbito empresario que desea instalarse en nuestra ciudad, a lo cual se suma la ausencia de fuentes de trabajo, tan necesarias para nuestra ciudad", manifiesta.

Por ultimo, Basso indicó: "Tampoco se encuentra debidamente acreditado ni demostrado de alguna forma medianamente fehaciente que la apertura de estos locales -- habiendo cumplimentado la totalidad de las normas que rigen dicha materia-- traiga perjuicio a los demás comerciantes de la zona, salvo los que se generan por una sana y leal competencia que redunda en beneficio de los clientes".

Comentá la nota