Basile:"Boca me devolvió lo que me faltaba en la Selección"

El entrenador recuperó la alegría. Dice que tiene pinta de duro pero que es un tipo sensible. Habla de la necesidad de estar en contacto permanente con los jugadores. De las internas en Boca y del "socio" de Palermo.
En medio de la calle Hessenplatz, Basile escucha el pedido de Clarín: "Sonreí, Coco. Es la foto. Así salís mejor...". Ahí Alfio dibuja la cara de la felicidad con una acotación de las suyas: "Smile, smile, smile". Después, para la charla a solas, pide sentarse alrededor de las mesas externas de la confitería del Park Inn. En la vereda sí se puede fumar. Falta un cenicero que llega enseguida. Y nace una charla diferente.

¿Ese "smile" que tiraste recién pinta tu estado de ánimo de hoy?

Seee. Estoy contento. Lo que pasa es que en Boca dejé muchas relaciones con buena onda y me fui tristón. Y ahora, cuando volví y encontré lo mismo, me sentí mucho mejor. Era una prueba la vuelta. Ver cómo estaba la tía, el Tano Pascual, todo, el vestuario, los jugadores. Estoy contentísimo.

¿Recuperaste la alegría?

Claro, volvió la alegría, ja ja ja. Mirando por TV el anteúltimo partido, creo que con Banfield, no había visto la bandera que decía: "Vuelve la alegría, vuelve el Coco, vuelve el whisky. Vamos Boca todavía". Al otro día salió en Clarín. Y me causó gracia. Era bastante lindo el cartel. Y sí, estoy contento.

Sos un tipo duro por lo que se ve hacia afuera, por el vozarrón, por...

(Interrumpe) Por la presencia también. Pero el que me conoce bien sabe que tengo pinta de duro, pero soy muy sensible. Bah, a veces soy duro, eh. Pero con mis afectos, con mis amistades, soy así, sensible.

En Monterrey, en 2005, cuando sabías que te ibas a la Selección, te pusiste nostálgico, lagrimeaste y citaste a Manzanero. ¿Te acordás?

Claroooo. Cuando dirigí en Madrid, viví un año en un hotel. Y el pianista era amigo de Manzanero. Me contaba toda la historia y me tocaba todos los temas. Me dedicaba siempre "Según pasan los años", tema romanticón (sic), viste.

Si en aquel momento de nostalgia recordaste a Manzanero, ¿esta actualidad feliz quién la sintetiza?

Ahí voy a quedar mal. Soy muy amigote de Serrat, de Sabina. Del Atlético de Madrid es Sabina; tenemos fotos abajo del arco. No quiero elegir. Poné que soy hincha de Goyeneche a muerte, ja ja ja.

¿Extrañabas Boca, Coco?

Sí, a Boca lo extrañé mucho. Acá, aprovecho, porque te quiero aclarar algo. Mirá, nunca hablé nada desde que me fui de la Selección...

No para: "Trabajar ahora en la Selección es difícil por como soy. Me gusta el día a día, el vestuario, la convivencia con los jugadores. Y en la Selección sos seleccionador. No podés tener confianza con ningún muchacho. No sabés qué le pasa al hijo, a la familia. Nada. Jugás, viajás, tenés un entrenamiento, a veces dos. Hoy es muy fría la Selección".

Redondea: "Los jugadores vuelven a sus clubes, a Europa, que es otro mundo. El otro día vos viste, cuando estuvimos en el Bayern con Demichelis y Sosita. El técnico de ellos es el del equipo de todos los días. En la Selección no estamos nada con ellos. Es un detalle muy importante para Argentina y Brasil. Vos no tenés la confianza que tenías antes con los jugadores. ¿Así cómo te los ganás? En un equipo, vas al baño, cruzás a uno y le decís tal o cual concepto. Y en la Selección no los ves nunca. Encima juegan sistemas distintos todos y con distintos compañeros".

¿Boca te devolvió la alegría que te faltaba en la Selección?

Claro que Boca me devolvió lo que me faltaba en la Selección, esa alegría que te da la convivencia. La confianza con los muchachos. Eso es muy importante.

Y más para vos, que apostás a las relaciones mano a mano.

Sí, yo me gano al jugador así, en el mano a mano. Cuando hay que hacer un chiste hago un chiste, cuando es serio el tema me pongo serio, cuando hay que trabajar duro se trabaja duro. Así sabés quién está al pelo y quién no.

¿Por qué Messi con vos no pudo ser el Messi del Barcelona?

Para mí es el mejor, no porque sea argentino. Es extraordinario. Pero venía de jugar y de entrenar todos los días con Rijkaard. Ahí jugaba de una manera y en la Selección teníamos que moverlo de otra. Se juega distinto, con otra técnica. El es un crack, pero estaba acostumbrado a jugar de otro modo. Lo rodeaba de otros cracks, los Tevez, los Agüero, los Riquelme... Pero no estaba acostumbrado a jugar con ellos. A veces picaba y se la tiraban al pie. O viceversa. Eso requiere entrenamiento, conocimiento entre los jugadores. Y apenas entrenábamos uno o dos días porque más no se podía. Y ya se tenían que volver a Europa.

¿Te costó llegarle a Messi por todos estos temas?

Lo que pasa que eso no lo sé yo. Tenés que preguntarle a él.

¿Vos qué intuís?

Yo digo que no convivíamos. No tenía tiempo para poder llegarle mucho a Messi y a todos los jugadores. Es el tiempo, el tiempo.

¿Te arrepentiste de volver a la Selección?

No me arrepiento de nada, de nada. Sí te digo que extrañaba Boca. No voy a ser falso y decir que no. Extrañaba lo que me gusta a mí y a cualquier entrenador. Yo tuve el honor de dirigir dos veces a la Selección y soy un agradecido a Grondona que fue el que me eligió. Pero no encontré las mismas condiciones que en el 94.

¿Por qué renunciaste?

No lo voy a decir. Me lo guardo.

Sólo una pregunta contestá: ¿te fuiste porque ocurrió algo grave?

Son cosas mías. No te voy a decir.

Hoy muchos opinan que los técnicos deben ser más jóvenes que vos para tener un contacto fluido con el plantel. Y se agrega que estás grande para esta generación de futbolistas. ¿Qué sentís?

Que es una boludez totaaal. Acá tengo muchos jóvenes, eh. A España la dirige Del Bosque. Y España fue campeón de Europa de punta a punta con Luisito Aragonés, que tiene 70. Ferguson tiene... qué sé yo, como mil años tiene, y sigue ganando todo. Y son mayores que yo. Creo que tengo espíritu de joven. Tengo un hijo con la edad de los jugadores. Soy un tipo que se rodea de grandes y de pibes. Tengo un vocabulario más bien fluido, con términos de chicos. Eso que dicen es puro cuento, según los resultados. Mientras más experiencia mejor.

¿Te gustaría estar más cerca de Maradona?

De ese tema no voy a hablar. Nada de Selección.

¿Y de Diego, el hombre?

Por más que preguntés, yo no hablo nada del tema Selección.

Si en Boca te va bien durante el tiempo que sea, poco o mucho, ¿después te retirás?

Nunca digas nunca. Me gustaría ganar todo otra vez, pero no sé si me voy a retirar por cómo estoy.

¿Cómo estás?

Muy bien. Es que me siento fenómeno.

Comentá la nota