Basile también piensa en Hilario Navarro y Ledesma.

Estos dos nombres se suman al de Federico Insúa (está más cerca) en las prioridades del Coco.
Mientras se acerca Federico Insúa, continúan surgiendo nombres de los futbolistas que Alfio Basile quiere como refuerzos para su segunda etapa como técnico de Boca. Ahora, ayer, se supo que en la lista del Coco también figuran Hilario Navarro y Cristian Ledesma, ambos hoy en San Lorenzo.

En Boca confían en que Abbondanzieri no repetirá el rendimiento de este semestre. Pero como todos saben que hay que conquistar un título sí o sí antes de fin de año y hay que asegurar la clasificación a la Libertadores 2010, la intención es contratar otro arquero. Para no dar ventajas en un puesto determinante. Por las dudas... Habían trascendido como chances Daniel Islas, Agustín Orion y Damián Albil. Pero el arquero que más seduciría a Basile sería Navarro.

Si Boca va a la carga por Hilario no será una negociación fácil. Primero, San Lorenzo no tendría que hacer uso de la opción fijada en 2.500.000 dólares, suma a la cual no podría acceder el club de Boedo. En ese caso, Boca aceleraría e intentaría contratar a Navarro. ¿Cómo lo hará sabiendo que en su tesorería lo que no sobran son dólares? Se evalúa ofrecerle a Independiente (dueño del pase de Navarro) dinero y jugadores en parte de pago. ¿Quiénes? Claudio Morel y Julio Barroso.

La historia de Ledesma pasa porque Boca quiere reforzar el medio. Es prioridad. Ahí suena, entre otros, Mario Bolatti, cuyo préstamo en Huracán vence al final de este Clausura. Pero los de Parque Patricios están decididos a estirar su continuidad otros seis meses. Porto, dueño del pase de Bolatti, sólo lo vendería en forma definitiva a cambio de 4 millones de euros, una cifra que Boca no podría desembolsar. Conociendo este escenario, Basile agendó a Ledesma, a quien por ejemplo alguna vez citó a la Selección Nacional. El Lobo también termina ahora su préstamo en San Lorenzo, que no planea retenerlo. Así debería volver a Olympiakos, donde le resta cumplir un año de contrato. El tema es que Ledesma no quiere mudar otra vez a su familia sólo por una temporada y pide que le firmen un contrato por tres temporadas, algo que los griegos no estarían dispuestos a realizar. Ahí aparecería en escena Boca.

De todos modos, tanto por Navarro como por Ledesma las negociaciones no han comenzado. Es muy distinto el caso de Insúa. Para Basile es crucial su retorno. Por eso Boca ya le ofreció a América de México diversas alternativas de operación incluyendo jugadores en parte de pago: Cáceres, Morel, Roncaglia y Noir. Los mexicanos pidieron a Palacio. Y Boca lo negociaría a Rodrigo, pero si le dan muchos dólares encima. América ya ofreció a Insúa y 2 millones por Palacio, pero Boca dijo no.

Yon de Luisa, vicepresidente de América, le contó ayer a Clarín que Cáceres y Morel no interesan, pero aseguró: "Estamos negociando con Boca y la relación es muy buena. Más detalles no vamos a dar". Mientras tanto, Insúa se halla marginado del plantel mexicano y se entrena en soledad en el parque y en el gimnasio de un hotel del Distrito Federal. El Pocho se encuentra muy fastidioso y presiona por un regreso que cada vez le queda más cerca.

Comentá la nota