Las bases presionan a la dirigencia docente para que siga el paro

Las bases presionan a la dirigencia docente para que siga el paro
Surgen más críticas al acatamiento por parte de los gremios. ATECA evalúa las sugerencias.
Mientras la dirigencia de los gremios docentes aguarda sin mayores expectativas la primera audiencia de conciliación con el Gobierno -que se realizará el martes próximo-, crece el malestar de las bases por la medida dictada por la Dirección de Inspección Laboral, luego de más de tres semanas consecutivas con medidas de fuerza. Y están presionando para que vuelva el paro y las movilizaciones callejeras porque, entienden, la movida oficial sólo busca desarticular el plan de lucha.

Uno de los reclamos más fuertes provino del sector norte de la Capital, puntualmente de la escuela del barrio 500 Viviendas. Allí, una asamblea repudió la decisión de la dependencia del Gobierno, porque no fue pedida por el Ministerio de Educación, sino que se hizo de oficio.

El docente Antonio Torrente fue el vocero del malestar que expresaron sus colegas. Por Radio Ancasti, dijo el jueves que los sindicatos "no deberían haber acatado la conciliación".

"Reivindicamos la necesidad urgente de una mejora salarial para los docentes que con sus cargos quedaron por debajo de la línea de la pobreza y repudiamos la conformidad a la conciliación obligatoria por parte de los sindicatos, ya que la docencia, en la marcha del día martes, había rechazado masivamente la posibilidad de conciliar con el Gobierno sin la existencia de una oferta concreta para resolver el tema salarial", consideró.

Desde Tinogasta, el referente de SUTECA, Juan Godoy, dijo que un congreso referido a violencia escolar fue el espacio en donde también se escucharon voces críticas hacia la medida.

"Estamos en Tinogasta, y asisten más de 200 personas a las jornadas, quienes nos plantearon su desacuerdo con la conciliación, ya que fue un sacrificio muy grande mantener las medidas de fuerzas", comentó el dirigente a Radio Ancasti.

En esa ciudad del Oeste provincial, los maestros decidieron seguir con las medidas de fuerza, y reclamaron a los abogados de ATECA que presenten un recurso de amparo para los trabajadores del sistema educativo, en razón de "las diversas y reiteradas amenazas del gobierno de Catamarca a través de sus voceros".

Andalgalá también sumó cuestionamientos y rechazos a la conciliación, que fue desconocida por la asamblea de trabajadores. De esta manera, seguirá ahí el paro, mientras se aguarda el encuentro de los dirigentes con referentes del Gobierno. Y creen que es inminente la vuelta a las medidas de fuerza.

Cuestionamientos surgieron tanto en escuelas de la Capital como del interior.

Relevamiento

ATECA realizó durante toda esta semana una encuesta entre escuelas de la provincia, para conocer la opinión de sus afiliados sobre el conflicto. Ayer recibió información del Valle Central y esperaba los datos del interior. Durante el fin de semana, dijo el secretario adjunto, Carlos González, se haría el análisis para determinar qué postura seguirá el sindicato. El dirigente recordó que sigue firme el pedido de aumento salarial y que esperan un anuncio concreto.

Comentá la nota