La base de la subasta de los predios recuperados será de 27, 6 millones de pesos.

La cifra fue determinada por el Tribunal de Tasación de la Nación. Incluye a los seis terrenos que fueron recuperados por el Ejecutivo. Lo recaudado será destinado a la financiación de obras de infraestructura en las nuevas urbanizaciones del Valle de Andorra, Barrancas del Río Pipo y Los Alakalufes II.
USHUAIA.- Después de 60 días de análisis y valuación catastral, el Tribunal de Tasación de la Nación hizo llegar el pasado jueves, los montos que estableció sobre los 6 terrenos que la Municipalidad de Ushuaia venderá en subasta pública para juntar los fondos que se requieren, y dotar de infraestructura básica a las 30 hectáreas de tierras fiscales recuperadas durante el primer año de gestión del Intendente Federico Sciurano.

Conformando disgregadamente una superficie de 9 hectáreas los predios elegidos para efectuar la subasta poseen un alto valor comercial, por lo que su venta permitirá poner en marcha las obras de urbanización en las 30 hectáreas que la ciudad reincorporó como suelo urbano municipal en el Valle de Andorra y en el sector alto del Río Pipo, además de las proyectadas en Los Alakalufes II.

Los de mayor valor son los tres terrenos céntricos. Dos se encuentran frente al Monumento al Centenario de la Ciudad y el tercero a la izquierda de la sede de la Cámara de Comercio. El primero, situado en la rotonda donde confluyen las calles San Martín, Goleta Florencia y Gobernador Paz, fue valuado en 1.249,76 pesos el metro cuadrado, en tanto que el contiguo, lindero al edificio Australis y el que se ubica sobre calle Leopoldo Lugones en su intersección con Gunter Plushow, en 1.749,79 pesos.

Un poco más lejos, el metro cuadrado del predio que se encuentra frente al viejo Aeropuerto fue tasado en 649,94 pesos y los dos restantes que se ubican en camino al Parque Nacional y que nacen a partir de la unión de las Avenidas Hipólito Irigoyen y Alem, en 122,96 pesos el más cercano a la ciudad y en 119,63 pesos, el más distante.

La tasación que efectuó el principal organismo nacional en la materia, motoriza una vez más el proceso técnico-administrativo del municipio, que se reanudará con la redacción del Decreto Reglamentario para la puesta en marcha del llamado a subasta pública de estos 6 terrenos que tienen un valor total, como base oficial de venta, 27.607.602 millones de pesos.

Con un padrón que conforman aquellas familias y personas con demanda habitacional pendiente que ya avanza por arriba de los 5.300 inscriptos, el Ejecutivo municipal proyectó a través de las urbanizaciones de Andorra y Barrancas del Río Pipo dar 2.500 respuestas y comenzar a bajar los índices acumulados por más de una década.

La base mínima establecida como parámetro para la habitabilidad del suelo urbano, es que a este se le haya efectuado las aperturas de calles e instalado las redes de cloaca, agua, gas y luz sobre la vereda. Para ello el Municipio de Ushuaia necesita obtener fondos extras, dado que para ejecutar la magnitud de obras que se requieren, no son suficientes las partidas previstas para el ejercicio 2009.

Los valores financieros que se recauden en la subasta de estas tierras, tienen como destino exclusivo su aplicación a procesos de urbanización y consolidación urbana y serán depositados en una cuenta específica del Banco Provincia Tierra del Fuego.

A través del mecanismo constitucional de consulta popular -puesto en marcha por primera vez en la historia institucional de la provincia-, intendente Federico Sciurano obtuvo el 10 diciembre pasado un apoyo altamente mayoritario de la ciudadanía para subastar esas tierras y con lo recaudado, crear un Fondo de Capital Social para la Demanda Habitacional. La asistencia de 5.453 electores, se direccionó en que 3.932 votaron por el SI, 1.484 lo efectuaron por el NO y 47 lo hicieron en blanco. El apoyo que recibió el proyecto fue del 72,12%.

En su mayoría, los predios a subastar fueron recuperados a partir del proceso de desadjudicación, toda vez que las sociedades o personas jurídicas que habían sido beneficiados con la entrega a valores fiscales, no habían cumplido con los proyectos turísticos o productivos que dieron origen a la entrega inicial.

"Ante la opción de volver a entregar esos predios a valor fiscal para el aprovechamiento de unos pocos, o de subastarlos a valor de mercado para resolver la necesidad de miles de familias, no tuvimos ninguna duda que esta segunda alternativa era la correcta", reiteró en cada una de las charlas y entrevistas que fue realizando el Intendente, durante el periodo abierto en que se desarrollo la consulta popular.

Comentá la nota