"Alo" Barros responsabilizó al FCS por el conflicto del SOEM

Además, anticipó que iniciará acciones legales contra la actual Comisión Directiva del sindicato por injurias.

El ex secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de la Capital, Justo Francisco 'Alo' Barros, se volvió a despegar del conflicto, y acusó a la gestión del ex intendente Eduardo Brizuela del Moral (FCS) por la deuda que se generó en el gremio. "Hay un dinero que se le descontó al trabajador y que no sabemos dónde está, quedó en la Municipalidad", dijo. Además, señaló que hoy se presentaría ante el fiscal para declarar en el marco de la causa por la que está imputado, y adelantó que denunciará a la actual Comisión Directiva del SOEM por injurias.

"En más de una oportunidad me presenté espontáneamente y nunca pude hablar con el fiscal. Las veces que fui, no lo encontré. Estoy dispuesto a declarar, soy el más interesado en que esto termine", señaló Barros en Radio Ancasti, luego de que se conociera que fue imputado por el fiscal de instrucción Nº5, Juan Pablo Morales. Sin embargo, aseguró que la novedad le llegó por los medios, ya que nunca recibió una notificación oficial.

En el marco de la denuncia que la actual conducción del SOEM inició en su contra, Barros señaló que hoy se presentará en la Justicia. "Le voy a pedir al fiscal que esto termine rápido. No puede ser que tengamos que soportar todo esto gratuitamente. Una vez que todo termine, iremos a la Justicia a hacer todas las denuncias y lo que sea necesario por las barbaridades que se dijeron, por tantas injurias", manifestó.

En declaraciones públicas, el actual secretario general, Walter Arévalo, había señalado que Barros evitó presentarse a declarar. "Nunca presenté ningún certificado médico, no sé de dónde sacaron todo esto. Es todo parte de un circo que estas personas generaron en la búsqueda del desprestigio y la difamación", se defendió Barros.

En lo que respecta a la denuncia, volvió a despegarse del conflicto (ya lo había hecho en noviembre de 2015) y cargó contra la gestión de Brizuela del Moral como intendente. "No vamos a negar que haya una deuda, generada en el 2000 cuando las autoridades dejaron de pasarle dinero al gremio. Por ordenanza, la Municipalidad descontaba lo que los empleados retiraban de los comercios. Así funcionó hasta el 2000. Después se siguió reteniendo, pero después no se envió más dinero. Esta situación la conoce todo el que viva en Catamarca, porque casi termina en el remate de la sede gremial. Esto hizo que nosotros presentáramos denuncias contra la comuna", expresó.

En el mismo sentido, señaló que "nunca, hasta la gestión de (Ricardo) Guzmán, se había reconocido la deuda. Recién él la reconoció a valores históricos".

"No se malgastó dinero, no hay una gestión fraudulenta. Todo esto está documentado, tenemos todas las pruebas. Yo tengo que responderle a mi familia, a los ciudadanos y principalmente a los afiliados. Hay un dinero que se le descontó al trabajador y no sabemos dónde está, quedó en la Municipalidad. Por eso hicimos las denuncias", señaló.

En ese sentido, detalló que hay planillas y recibos de sueldo de los empleados que pueden certificar su postura. "En nuestra gestión, el primero que sabía de cualquier cosa que pasaba en el gremio, era el afiliado. Nada se hizo a escondidas", finalizó.

Barros, al igual que toda su Comisión Directiva, está imputado tras la denuncia que presentó la actual conducción del SOEM por el faltante de más de $13 millones.

Coment� la nota