Barros se presentó en la Fiscalía, pero no declaró

La protesta que llevó a cabo el SOEM por más de 40 días comenzó a vislumbrar las primeras consecuencias. El gremio también deberá responder por los daños causados a edificios municipales.
El secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM), Justo Francisco Barros, se presentó ayer en la Fiscalía Nº 1, a cargo de Elizabeth Cabanillas, pero se abstuvo de declarar. El gremialista fue denunciado por coacción agravada (amenazas).

Es por los dichos de Barros durante las fuertes protestas que realizó el SOEM -por más de 40 días- cuando anunció que se trasladaría con su gente hasta los domicilios particulares de los ediles capitalinos.

"Si los concejales no nos atienden, o peor todavía, si aprueban el 11%, los compañeros ya lo han decidido: se va a ir casa por casa de los funcionarios y de los concejales. Ahí sí, no damos garantía de nada", dijo el sindicalista a fines de septiembre y volvió a afirmarlo en los primeros días de octubre.

En varias oportunidades, mientras se desarrollaban las marchas del SOEM, Barros cuestionó el accionar de la Justicia y sostuvo que estaba en "complicidad" con el Ejecutivo provincial y municipal.

Los incidentes que se produjeron a lo largo del paro general que llevaron a cabo los municipales capitalinos fue subiendo el tenor de los reclamos y los edificios municipales recibieron el impacto de las movilizaciones. También subieron de tono las agresiones verbales contra funcionarios y todos aquellos que no compartían el método utilizado para expresar la disconformidad con el 11% de aumento salarial. Es que los municipales querían un incremento del 22,5% y aseguraban que el intendente Ricardo Guzmán estaba en condiciones de otorgarlo. Sin embargo, aunque los empleados están percibiendo el 11%, el gremio comenzó a reunirse semanas atrás con funcionarios de la comuna para intentar acercar posturas respecto del incremento, pero no hubo ningún avance en ese sentido.

Causas

- El 17 de septiembre, el fiscal municipal Pedro Casas presentó una denuncia por los daños que dejó la protesta en el edificio comunal y que fueron valuados en 11 mil pesos.

- El viernes 26, el asesor legal del CD denunció los daños que dejaron los municipales en el Concejo tras enfrentarse con personal de Infantería.

- El lunes 29, la fiscal de turno actuó de oficio para evitar la escalada del conflicto. Ordenó vallar los edificios comunales, aumentar la custodia policial e intimó al líder del SOEM a no quemar cubiertas ni dañar los edificios públicos.

Comentá la nota