Barrios de Orán, con 85% de desempleo

En los mismos sectores hay 50% de hacinamiento. De 712 nacimientos, más de 200 fueron de partos de chicas adolescentes.
El informe trimestral del servicio de Atención Primaria de la Salud (APS) del Area Operativa Orán, dado a conocer esta semana, reveló datos alarmantes sobre los factores de riesgo social y sanitario de la población abarcada, que alcanzó más del 50% de la ciudad de Orán y parajes como Río Pescado, Aguas Blancas y Los Cerros, junto a los municipios de Islas de Cañas y Los Toldos.

Según el informe, los sectores más comprometidos son los barrios periféricos de la ciudad cabecera del departamento Orán. En total, se relevaron 11.662 hogares, de los cuales hay 5.273 con familias numerosas. En lo referente a desempleo u hogares con ingresos económicos inestables, el informe reveló que son nada menos que el 52 por ciento.

Pero los casos más graves, son por ejemplo el del asentamiento Juan Taranto, donde de 540 familias visitadas, que no son todas, el 85% tiene problemas de desempleo. Luego, el barrio 9 de Julio presenta un 60% de hogares con el mismo problema. Y en los centros de salud de otros barrios se contabilizaron entre un 50 y 45% de hogares en las mismas condiciones.

En el rubro ausencia de padre o madre del hogar, se detectaron un 15% de familias con esta característica.

Otro de los riesgos sociosanitarios evaluados y que encendieron las alarmas de preocupación, es el referente al hacinamiento en los hogares. En este caso también el sector más afectado es Juan Taranto, donde el 50% de los hogares presenta esta condición, mientras que en los restantes barrios estudiados hay entre 20 y 35% de hogares con este problema.

Vergüenza manifiesta

Estos son los datos alarmantes en cuanto a factores sociales. Pero hay que hacer una salvedad. Curiosamente, la parte de la encuesta sobre violencia familiar, alcoholismo y drogadicción dio apenas un 4% de hogares visitados donde se reconoció que existen algunos de estos problemas, cuando es bien sabido que son muchísimos los casos de violencia asociados al consumo de bebidas alcohólicas y de drogas, en centenares de hogares de esta ciudad.

Es claro que a la gente no le da vergüenza reconocer su pobreza, pero no sucede lo mismo con el alcoholismo y las adicciones a estupefacientes. También es sabido que ser pobre no crea dependencia, pero los otros vicios son verdaderos problemas sociales.

Otro dato no menor es que de los 712 nacimientos registrados en lo que va del año, más de 200, es decir cerca de un 30% del total, fueron partos de madres adolescentes.

Comentá la nota