Barrios del mismo grupo inversor Polémica en Ayres del Pilar por cesión de un terreno

Se trata de una franja de tierra para conectar a través de ese emprendimiento a Ayres Norte con la Panamericana. Pero hay vecinos que se oponen porque no se respetan los márgenes del arroyo Pinazo y temen por inundaciones a zonas aledañas.
El reclamo de algunos frentistas llegó a la Justicia.

La cesión de una franja de tierra de un emprendimiento (en beneficio de otro del mismo grupo inversor), para permitir una salida de este último a la Panamericana es el eje de una controversia que ya ha llegado a la justicia, precisamente ante la Cámara de Apelaciones Sala II.

Se trata de la construcción de un camino sobre las márgenes del arroyo Pinazo y un puente que lo atraviesa para conectar la Autopista del Sol con el barrio Ayres Norte.

Un grupo de vecinos propietarios del emprendimiento Ayres del Pilar, han denunciado que la mencionada cesión se ha dado en el marco de una serie de irregularidades administrativas que conllevarían un serio perjuicio no sólo a sus propiedades, sino fundamentalmente a barrios del entorno y el medio ambiente, todos ellos ubicados dentro de la cuenca del arroyo Pinazo, entre los partidos de Pilar y Escobar.

Al parecer la Declaración de Impacto Ambiental para la autorización de la obra la otorgó la Municipalidad de Pilar. Al ubicarse sobre la línea de ribera de un curso, tomó intervención la Autoridad del Agua de la Provincia de Buenos Aires, quién también avaló la construcción de esta vía de salida para Ayres Norte.

Los vecinos damnificados comentaron que les llamó la atención la manera en la que el emprendimiento Ayres del Pilar intentó persuadir a todos los socios propietarios en la cesión de tierras. A cambio de ella, Ayres del Norte otorgaría otras superficies destinadas a generar mayores espacios libres para áreas deportivas y recreativas. Esta campaña se sustentó en la publicación y difusión de materiales gráficos en los que se ponen de manifiesto los "beneficios" para todos los vecinos por esta cesión.

Los vecinos denunciantes fueron patrocinados por la Asociación Civil en Defensa de la Calidad de Vida. También contrataron a un perito de parte que determinó que la cuenca del arroyo Pinazo es mayor a la que permitiría la construcción de la calle. Del informe se desprende que la cuenca es de 99 km2, por lo que la restricción de dominio debería ser de 50 metros por cada una de las márgenes del arroyo, es decir 100 metros y no de 35 como fueron autorizados.

Por lo tanto, según los denunciantes, la Municipalidad de Pilar como la Autoridad del Agua habrían transgredido la normativa actual vigente. Además, los registros fotográficos aportados por los denunciantes muestran que las lluvias de los últimos años han inundado tanto la zona en la que se erigiría la nueva calle como otras circundantes al arroyo Pinazo, situación que se vería agravada si la obra fuera ejecutada.

El reclamo de los vecinos consiste en que se ha autorizado ese trazado, sin tener en cuenta la cuenca del arroyo Pinazo, sobre el que se construiría la calle de salida hacia Panamericana.

La denuncia contra Ayres del Pilar, Sol de Matheu S. A y Sol de Del Viso SA se presentó el 21 de diciembre de 2007. Para impedir esta obra, se presentó una medida cautelar cuya validez alcanza a la resolución definitiva de la acción de amparo.

Comentá la nota