Barrionuevo: "No me gusta ser diputado, es una pérdida de tiempo"

Barrionuevo: "No me gusta ser diputado, es una pérdida de tiempo"
El gastronómico admitió a lanacion.com que no le interesa el trabajo legislativo y que prefiere los espacios con "poder real"; afirmó que los líderes del PJ están retrasando la reorganización partidaria para "cuidar la gobernabilidad" y que Duhalde es su candidato para 2011
La verborragia de Luis Barrionuevo, tantas veces rayana con el "sincericidio", está intacta. El eterno mandamás del sindicato de los Gastronómicos, el histórico dirigente de Chacarita y desde siempre rival de Hugo Moyano, admitió sin vueltas que no le gusta ser diputado nacional y que sentirá un "gran alivio" cuando deje de serlo, el próximo 10 de diciembre.

El registro de asistencias de Barrionuevo al Congreso es el reflejo más fiel de su poco apego a la tarea parlamentaria: entre 2005 y 2008 faltó a 516 de las 650 votaciones que hubo en el recinto, es decir, casi el 80 por ciento del total.

Para completar el cuadro, Barrionuevo recibió a lanacion.com en sus amplias oficinas de la sede porteña del gremio gastronómico, en Avenida de Mayo al 900. "No vas a comparar esto con el sucucho que tengo en el Congreso", contrastó entre risas. Admitió que en ese edificio alto, donde abundan los espacios grandes, las comodidades y las ventanas por las que entra toda la la luz, pasa la mayor parte de sus horas, que los largos debates en el Congreso lo "aburren" y que no es en el Parlamento donde está el verdadero poder.

Además, habló sobre la derrota electoral de los Kirchner, sobre el Congreso a partir del recambio de diciembre, sobre el futuro del PJ y sobre Eduardo Duhalde como su "candidato" para 2011. También celebró la "desmonopolización" del fútbol, aunque fue durísimo con Julio Grondona ("Es un cara de cemento") y defendió su largo "reinado" en el sindicato de Gastronómicos ("La gente me obliga a quedarme").

-¿Por qué perdió el kirchnerismo las elecciones?

-La gente se dio cuenta de que [Néstor] Kirchner es el que maneja el poder y que la Presidenta es prácticamente virtual. Hace un año, con el conflicto del campo, la situación empeoró. Otro tema emblemático es la mentira del Indec: el engaño que inventó Néstor y que después siguió Cristina. Las [candidaturas] testimoniales fueron otro ingrediente repulsivo. Todo eso hizo que la gente votara en contra de los Kirchner. Ellos anticiparon el luto porque sabían que estaban cortos de plata y ya no podían cumplir con todas las mentiras que venían anunciando, como obras que nunca se hicieron. Los Kirchner adelantaron el deterioro. Rifaron el poco crédito que les quedaba.

¿Qué va a cambiar en el Congreso a partir del 10 de diciembre?

-Ya está cambiando. El oficialismo está percibiendo que si hay que sacar leyes que le importen al Gobierno va a tener que ser en lo que queda del año, porque saben que a partir del 10 de diciembre el Congreso deja de ser la escribanía del Ejecutivo y pasará a ser la caja política de resonancia por excelencia donde se van a discutir los temas importantes. De acá a diciembre se les va a hacer difícil, pero después, va a ser más difícil todavía.

-¿Qué cosas concretas va a tener que cambiar el oficialismo?

-Actitudes. Capacidad para ceder, hacer concesiones.

-¿Cómo tendría que reorganizarse el PJ?

-Es urgente que se normalice. El problema es que si se normaliza ya, el Gobierno se debilita, porque el poder pasa por otro lado. Por eso creo que no hay una inquietud fuerte de los gobernadores de acelerar la normalización del peronismo ahora mismo.

-¿Por qué?

-Porque si eso se acelera... Hay que tener en cuenta que un Congreso del PJ es toda una caja de resonancia y no tengo ninguna duda de que, cuando se haga, va a haber muchas críticas a Kirchner y eso debilita la gobernabilidad. Eso es lo que están mirando los gobernadores.

-¿Están cuidando la gobernabilidad?

-Claro. No quieren ser los factores determinantes de una huida de los Kirchner.

-¿Quién es el candidato del PJ para 2011?

- Y..., tenés a un Mario das Neves, a [Juan Manuel] Urtubey, a [Carlos] Reutemann... Hasta te puedo hablar de un [Eduardo] Duhalde y hasta de un "Gallego" [José Manuel] De la Sota. Los candidatos son varios.

-¿Y si tuviera que votar hoy?

-Voto a Duhalde.

-¿Por qué?

-Es el que resume la experiencia de gestión. Hoy no hay ningún candidato que lo pueda superar. Para mí es el mejor. Pero todavía falta. Lo más preocupante hoy es la gobernabilidad.

-¿Por qué cree que el Gobierno sostiene la alianza con Moyano?

-Porque hay una sociedad de sostenimiento mutuo y creo que terminan juntos.

-¿Terminan?

-Claro. Cuando termina el Gobierno se termina Moyano en la CGT. Y los Kirchner van a terminar mal. Ya algunos colaboradores de ellos están caminando por Comodoro Py. Creo que también ellos van a terminar en la Justicia.

-¿Por qué cosas concretas van a terminar ante la Justicia?

-Por el enriquecimiento ilícito. Es un escándalo descomunal y desprolijo que haya habido una inflación del 12 %, según el Indec de Moreno, y que ellos hayan aumentado sus ganancias en un 158 por ciento.

-Su trabajo como diputado, ¿le gusta?

-No

-¿Por qué?

-Porque me parece una pérdida de tiempo. No me gusta perder tanto tiempo y escuchar que hablen tantas macanas, que estén horas y horas para decir lo mismo. Mucha cháchara.

-¿Y por qué aceptó ser diputado?

-Porque quería pelear por la minería, que es un tema fundamental para mi provincia. Además, porque era cabeza de la lista y "tiraba" al resto [de los candidatos].

-¿Va a extrañar algo de su trabajo en la Cámara?

-Para nada. Nada de nada. Para mí, el 10 de diciembre va a ser todo un alivio. Además, el poder no está en una banca. ¿Sabés cuál es el poder real? La gobernación de Catamarca. Desde ahí sí que podés solucionar problemas. Desde una banca, no.

-¿Le gustaría volver a competir para ser gobernador de Catamarca?

-No sé. Ya tengo muchos más años que en 2003. Sí voy a trabajar para que el peronismo vuelva a ser gobierno en la provincia en 2011

-¿Por qué faltó a casi el 80 por ciento de las sesiones?

-No llevo la cuenta. Voy a las sesiones importantes. Las que puedan interesarme.

-¿No le parece importante que un diputado vaya a las sesiones?

-Hay diputados que viven de la diputación. Yo no. Tengo otras tareas. Tampoco son muchas las sesiones que hay. No es mi vocación ser legislador.

-Pero aceptó ser legislador

-Sí. Y trato de cumplir dentro de lo que puedo.

Comentá la nota