Barrionuevo se despega de la derrota: “Kirchner se equivocó”

Barrionuevo se despega de la derrota: “Kirchner se equivocó”
Para el sindicalista, que a nivel local apoyó la alianza respaldada por el kirchnerismo y Saadi, fue un error nacionalizar la campaña. El debate interno en el PJ
Como si fuese casi una analogía de lo que puede ocurrir a nivel nacional, el justicialismo catamarqueño ahora ingresa en un tiempo de profundo debate interno, por no decir una batalla que taparon hasta estas elecciones y funcionó como un olla a presión.

“Kirchner se equivocó. Fue un error nacionalizar la campaña. La derrota es culpa de él”, dijo el titular de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, y el principal referente del PJ de Catamarca.

“Estoy lejos. Yo no estoy participando en nada”, sostuvo, despegándose del patagónico. Sin embargo trató de explicar por qué parte de los dirigentes que responden a su línea están en la Alianza con los K y Ramón Saadi: “Soy orgánico. Hubo un Congreso y se definió esta Alianza”, argumentó.

Tras el almuerzo y antes de volver a Buenos Aires, Barrionuevo fue a votar. Vestido con jeans de lino gris, camisa blanca, sandalias de cuero y anteojos negros, al sindicalista se lo vio sonriente y de muy buen humor, a pesar de la suerte que corría el peronismo en su provincia. No era casual la postura de Barrionuevo: “Acá hay peronismo, y hay que destacar que el Frente para la Victoria vino al pié”, chicaneó el gremialista, quien a nivel nacional esta muy cerca de Eduardo Duhalde y, por ende, del PJ disidente.

Respecto a Catamarca, la postura del sindicalista puede trasladarse también a otros dirigentes. El único referente K de pura cepa y pingüino puro es el ex marido de la ministra Alicia Kirchner, Armando ‘Bombóm’ Mercado. El ex cuñado presidencial, obviamente después de una idea del ex presidente, impulsó una alianza que desde el vamos no se veía con futuro. Allí juntó a Barrionuevo, con el senador Ramón Saadi y los K.

El sindicalista hizo su jugada: sin tener contacto con Kirchner colocó a cuatro de sus dirigentes en los primeros ocho lugares, de los cuales tres se quedó Mercado y uno Saadi. Después se quedó en Buenos Aires, no pisó la provincia en toda la campaña y sólo estuvo menos de 24 horas el fin de semana para ir a votar.

A Saadi se lo vio poco, y casi que no movió un dedo para juntar a sus seguidores tanto para ir al acto del patagónico como para ir a las urnas.

Los peronistas catamarqueños consutados repitieron que las elecciones no se tenían que haber nacionalizado. Muchos menos cuando las encuestas pronosticaban una clara derrota.

Ahora Kirchner debe cargar con el resultado adverso del primer test electoral del año. En el peronismo catamarqueño, mientras tanto, tratan de simular un duelo que en realidad para un sector importante no existe.

Los próximos pasos para el PJ local será encolumnar la tropa bajo la estructura orgánica, pelear desde el lugar que les quedó en la legislatura contra el oficialista Frente Cívico y Social, y rearmarse nacionales de octubre.

Comentá la nota