Barrionuevo se defendió por los pedidos de desafuero

La Comisión de Asuntos Constitucionales escuchó la defensa del legislador por las tres causas de mala praxis.

La Comisión de Asuntos Constitucionales, Judiciales y de Juicio Político de la Cámara de Diputados se comprometió a expedirse en 15 días por los pedidos de desafuero que existen en contra del diputado Luis Barrionuevo (MIRA).

La comisión escuchó la versión que el legislador brindó por las tres solicitudes que envió la justicia provincial a partir de tres denuncias por supuestos casos de mala praxis.

Pasadas las 11 de la mañana, Barrionuevo se presentó con su abogado defensor y se limitó a brindar una explicación técnico-científica sobre cada una de las acusaciones. También dejó información sobre lugares en los que los legisladores pueden solicitar asesoramiento. "Fue una charla muy distendida. Ahora hay que esperar que resuelva la comisión. Si me dan el desafuero voy a declarar y si no me dan el desafuero, consultaré a mis abogados para ver como sigue esto", dijo ayer en diálogo con EL ANCASTI.

El presidente de la Comisión, Gustavo Saadi, informó que durante la reunión se leyeron los tres pedidos de desafuero, de acuerdo con el orden en que llegaron a la Cámara baja. Primero fue el juez José Antonio Carma que pertenece a una denuncia de la familia Figueroa; el segundo fue del juez Marcelo Soria y que corresponde a la familia Ortega y el último que ingresó fue el del juez de Control de Garantías, Jorge Palacios, a partir de una denuncia presentada por Nélida Caliva, esposa de Omar Morales. El legislador expuso en cada uno de los casos y luego respondió preguntas.

Según trascendió, Barrionuevo dijo sentirse como un "diputado rehén" y por tal razón solicitó un pronto tratamiento de los expedientes. En algún momento aludió a que las causas tendrían motivaciones políticas, pero cuando fue interrogado por uno de sus pares evitó profundizar y evadió el tema. En declaraciones a la prensa, el legislador había responsabilizado al Gobernador Eduardo Brizuela del Moral y al Movimiento Renovador de "armarle causas en su contra", pero ayer prefirió evitar las acusaciones políticas.

El pedido de exclusión para el legislador es un tema que "quema" al bloque del FCS que todavía no definió la postura que adoptará ante las denuncias.

Comentá la nota