Barrionuevo: "Sí, soy un bocón".

El titular del gremio de los gastronómicos y aliado de Francisco De Narváez criticó al Gobierno y aseguró que dice "lo que muchos quieren decir". Fue al encabezar esta tarde una marcha al Ministerio de Trabajo para pedir el llamado a paritarias.
El titular de la CGT Azul y Blanca y de la Federación de Trabajadores Gastronómicos, del Turismo y Hoteleros (FETGHRA), Luis Barrionuevo, aliado de Francisco De Narváez, marchó hoy hasta el Ministerio de Trabajo para solicitar una "inmediata convocatoria a paritarias".

La CGT Azul y Blanca disidente se movilizó hacia la sede laboral de la Avenida Leandro N. Alem al 600 y allí sostuvo en su discurso que "para aquellos que dicen que soy un bocón, sí, soy un bocón".

"Nos corresponde discutir paritarias libres en un país democrático y normal. Ha aumentado el valor de la canasta familiar y de los servicios, por lo que se impone preservar el poder adquisitivo de los salarios y las fuentes de trabajo", afirmó.

Barrionuevo pidió "el pago de salarios dignos y un incremento mínimo para los jubilados de 1.000 pesos" y sostuvo que "nadie mejor que nosotros conoce el mundo del trabajo".

Barrionuevo rechazó el pago de sumas fijas porque perjudican "la capacidad y profesionalidad de los trabajadores y achatan a todo aquel que aspira a crecer" y también se pronunció en contra de salarios "no remunerativos" porque perjudica a "las horas extras, las vacaciones y el sueldo anual complementario".

Por último, el dirigente gremial convocó a todos los manifestantes a desconcentrarse "tranquilamente y en paz".

Comentá la nota