Barrio Villa Nueva Unidad sanitaria frente a la problemática social

En una entrevista para BerissoCiudad, Gladys García, médica clínica y directora de la Unidad Sanitaria Nº 43 Doctor Colombo ubicado en el barrio Villa Nueva, cuenta los servicios que brinda el establecimiento y el esfuerzo del personal del lugar ante los problemas sociales, comunitarios y de salud a los que se enfrentan debido a las carencias y situación de pobreza que sufre el barrio.
Al comenzar la entrevista, García explicó: “Esta unidad sanitaria tiene servicio de pediatría, clínica médica, obstetricia y ginecología, psicología, enfermería y odontología. El personal con el que cuenta la unidad son dos pediatras, dos psicólogos, dos odontólogos, un medico clínico, dos enfermeras, una ginecóloga y una obstetra, dos empleadas administrativas, una de limpieza y otra de mantenimiento. Además, tenemos becados del Programa Médicos Comunitarios que es un programa de Nación, una capacitación en servicio que dura tres años, de este programa contamos con una nutricionista. Lo que no tenemos y necesitamos urgente es un trabajador social.”

Asimismo, la responsable de la Unidad continuó diciendo que “el área programática de la salita, es decir el área a la que la salita le tiene que brindar cobertura va desde la 151 hasta 134 y de la 60 hasta 14, pero en realidad el área de influencia se extiende un poco más, porque viene gente de más lejos”

Con respecto a los servicios más requeridos por la gente, la directora expresó que “hay muchísimos chiquitos en el barrio, por eso la mayor cantidad de atención es en pediatría, las familias en la zona son bastante numerosas, al menos tres o cuatro hijos por pareja. Los problemas de los nenes tiene que ver con problemas de la época, en invierno problemas respiratorios y en verano comienzan con brotes, diarreas.”

“Además tienen muchos problemas bucales, muchas caries, que se deben básicamente a problemas alimentarios, pero no por desnutrición sino mal alimentados, comen muchas golosinas, harina, sándwiches, demasiados desordenes en las comidas. Esto se debe en gran parte, a que las mamás son muy jóvenes y no les gusta cocinar y es más fácil hacer un sándwiches o alguna pavadita de esas con las que los chicos se llenan y no andar cocinando una comida elaborada.”

En relación a ello, destacó como uno de los problemas más importantes de la región el gran porcentaje de embarazos adolescentes. “Tenemos muchas nenas embarazadas, muy chiquitas desde doce, trece, catorce años, ya a los diecisiete tienen dos hijos. La gente piensa que quedan embarazadas sin proyectarlo, pero no es así ellas quieren tener hijos a esa edad, son embarazos buscados, ellas mismas te lo dicen.”

“A mí me parece personalmente que es una falta de proyecto de vida. Cuando comienzas la secundaria es como que pasas a otra etapa, hay cosas que te marcan la pauta de que creciste, de que eres más responsable, te dejan ir solo, la maestra no te tiene que ir atrás. Acá, como no van a la secundaria, generalmente los chicos van hasta séptimo, incluso muchísimos tienen la primaria incompleta, el paso para ser más grande es tener un hijo, lo sienten como iniciar algo propio, tener algo de ellos.”, opinó la médica

“Por eso, cuando las chicas dejan la escuela y quieren quedar embarazadas. Pero ese hijo la lleva cada vez más a la pobreza, porque no estudiaron, no pueden trabajar, la pareja no es estable, hoy está y mañana no y las chicas terminan teniendo solas el hijo, vuelven a la casa de los padres y la situación familiar se empeora porque es una boca más para alimentar o dos. Entonces el dinero no alcanza. Es como un círculo que cada vez empeora más.”

Desde la Unidad Sanitaria se llevan a cabo múltiples tareas preventivas. Con respecto al tema, García señaló: “La prevención es constante. En todos los jardines infantes se realizan prevención en salud bucal, previniendo caries, se enseña como cepillarse los dientes. Con respecto a la salud sexual respetamos el Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable, hacemos consejería individual, y todos los métodos anticonceptivos gratuitos están disponibles, tenemos todos el diu, pastillas, preservativos y anticonceptivos inyectables, para que la persona elija el método que más le guste

“El problema es las adolescentes no vienen a buscarlos los métodos anticonceptivos, la franja que más los utiliza son desde los 20 a los 40 años, después de que ya tuvieron hijos. Los adolescentes son muy difícil en todo lo que es prevención, no solo salud sexual, ya que no viene a la salita, hay que ir a buscarlo a la escuela, al baile, a donde ellos se juntas, porque ya están grandes para que la madre los traiga a hacerse controles, y al ser jóvenes son chicos sanos no vienen.”

“Pueden venir una vez por año para hacerse un certificado para la escuela, para jugar al futbol y ese es el momento que tenemos para trabajar con todas las acciones preventivas, fijarte si le faltan vacunas, hablarle de los anticonceptivos, todo lo que más puedas en esa oportunidad y porque no sabes si habrá otra. Y eso es lo que hacemos.”, señaló la doctora.

Otro de los problemas de salud que enfrenta la zona es la parasitosis. “Hay mucho parasito, debido a la situación de pobreza, sobre todo de 141 a 134 donde hay mucho asentamiento, el agua no llega o va por una manguerita entre las zanjas, las casitas son muy precarias, no tienen agua dentro de la vivienda y todo el mundo tiene perros, además de que muchos trabajan con basuras porque cartonean . Por eso los parásitos es un tema importantísimo, que hay que combatir”, concluyó.

Comentá la nota