Barrio Somisa Vecinos y funcionarios debatieronsobre la posible obra de asfaltado

La presidenta de la Comisión Vecinal de barrio Somisa, Clide Zignago, manifestó que según lo observado en la reunión del pasado martes la gente en general quiere asfaltar aunque no se está de acuerdo con la forma de pago. “También hubo mociones sobre la necesidad de estar unidos para mantener una coherencia. Hay que pensar en la calidad de vida que queremos mantener”, declaró.
El pasado martes, tuvo lugar en el Club del Acuerdo del barrio Somisa, una reunión informativa con los vecinos de la zona sobre los trabajos de asfaltado con la nueva planta del municipio que posiblemente se realicen en el barrio. Participaron del encuentro representantes de la Comisión Vecinal y funcionarios municipales, entre ellos, el secretario de Obras y Servicios Públicos Ing. Emilio Racosevich, el director Coordinador de Servicios Públicos Arq. Rubén Sarrú y el jefe del Departamento de Promoción Comunitaria y Desarrollo Barrial, Rodolfo Stelzer.

La invitación estuvo dirigida a todos los residentes del barrio, quienes son los principales involucrados en la problemática del mal estado de las calles. Además, ellos tendrán la última decisión para concretar el trabajo de asfaltado nuevo o no.

Consultada por EL NORTE sobre el desarrollo de la reunión, la presidenta de la Comisión Vecinal, Clide Zignago, manifestó que asistieron alrededor de 280 personas. Estimó que la concurrencia de los vecinos podría haber sido mayor, teniendo en cuenta que “en el barrio hay más de 1.100 viviendas”.

Interrogantes

Zignago consideró que se trató de un encuentro importante, que contó con la explicación del Ing. Racosevich y el Arq. Sarrú sobre las condiciones técnicas para el nuevo asfaltado y los aspectos económicos “que es lo que nos preocupa a todos”, indicó.

“En primera instancia, todos queremos que se repavimente”, declaró la vecinalista, aunque señaló la necesidad de saber cómo se realizaría la obra, cuánto dinero se precisa y de qué modo se financiaría.

“Es difícil por la cantidad de viviendas, por los espacios verdes con los que se cuenta y los gastos que no todos están en condiciones de afrontar”, agregó.

En la ocasión, los funcionarios municipales resaltaron la magnitud de la obra, cuya dimensión se asemeja a la suma de cuatro barrios de otras zonas de la ciudad. Se piensa en más de nueve meses de trabajo.

Posibilidad de pago

Para iniciar el trabajo es necesario tener depositado el 60 por ciento del valor de la obra, mientras que el resto sería financiado. Incluso se puede llamar a las entidades bancarias o mutuales, para solicitar un préstamo que permita afrontar el gasto inicial.

Además, la obra deberá estar avalada por la adhesión del 70 por ciento de los vecinos del barrio para concretarla.

“Si no tenemos una adhesión del 70 por ciento no se puede iniciar la obra, y el 60 por ciento es un depósito en una cuenta que el Municipio creará para cada barrio”, afirmó la Presidenta de la Comisión Vecinal.

En la reunión, los funcionarios manifestaron que por metro cuadrado de asfaltado se estipula un costo aproximado de 66 pesos, lo que se debe multiplicar por los metros de frente y por los 3,5 metros de ancho de la calzada.

Consultas

Los vecinos asistentes escucharon en primera medida las explicaciones de los funcionarios y luego participaron de un intercambio de ideas. “Se debatió sobre los aspectos técnicos, la gente dio su opinión. Hay gente que también tiene mucho malestar y desconfianza en hacer ese depósito previo. Uno siempre que contrata un trabajo piensa que primero hacen el trabajo y después se abona, y esto es a la inversa”, indicó Zignago.

La Presidenta de la Comisión del Barrio declaró que este lunes la Comisión Vecinal volverá a reunirse y se distribuirán entre sus integrantes -para hacer una recorrida casa por casa en el barrio- llevando la planilla de adhesión a la obra de asfalto. Quien se adhiera y esté dispuesto a abonar el trabajo, firmará la planilla.

La vecinalista manifestó que según lo observado en la reunión, la gente en general quiere pavimentar aunque no se está de acuerdo con la forma de pago. “También hubo mociones sobre la necesidad de estar unidos en el barrio para mantener una coherencia. Hay que pensar en la calidad de vida que queremos mantener, en un espíritu solidario y de bien común. Que todos podamos disfrutar y vivir mejor”, dijo.

Comentá la nota