Barrio Norte: las prioridades son la extensión del gas natural y el asfalto

Barrio Norte: las prioridades son la extensión del gas natural y el asfalto
Son los servicios más requeridos, aunque también hay sectores sin agua corriente y cloacas. Además, piden mejoras en el alumbrado público, y demandan mayor presencia policial y mejoras en el tránsito. La sede de la sociedad de fomento sigue avanzando, pero necesitan más colaboración de los vecinos.
Delimitado por la calle Primera Junta, la Avenida Libertad y la Ruta Nacional Nº 188, el Barrio Norte es un triángulo ubicado en el extremo de la ciudad. Abarca una superficie de más de 50 hectáreas, en donde, a pesar de su extensión, hay pocas instituciones en su interior: la sociedad de fomento y la unidad sanitaria.

En este vecindario –que creció notablemente en los últimos años– la avenida República funciona en los hechos como una suerte de línea divisoria que lo separa en, aproximadamente, dos mitades bien diferenciadas: por un lado, desde dicha arteria hacia la Avenida La Plata, recién se está haciendo el cordón cuneta en un par de cuadras, mientras que desde el mismo punto hacia Primera Junta, hay un amplio porcentaje con pavimento o base estabilizada.

Además está lo que no se advierte a simple vista pero que padecen los vecinos: mientras que en una de las mitades la totalidad del sector tiene agua corriente y cloacas, en la otra los tienen poco más de la mitad de los vecinos.

Solicitan servicios

El presidente de la sociedad de fomento, Fabián Peralta, señala falta cubrir con el agua corriente y las cloacas una pequeña porción de este vecindario, siempre hablando en los sectores donde están poblados.

Es por ello que el pedido más frecuente es el de la extensión de la red de gas natural, una prestación de la que gozan apenas algunos lugareños.

“El gas es lo principal, la gente insiste en que quiere tenerlo”, señala el fomentista. Es que los vecinos explican que el costo del gas envasado alcanza los 50 pesos por garrafa y una casa puede consumir más de seis envases por mes en esta época, por lo que suman un gasto mensual de más de 300 pesos.

“Hay un sector que tiene este servicio –continúa Peralta– pero quedó un espacio grande sin cubrir, donde antes había muchos lotes libres. Del lado de República hacia afuera son muy pocos los que tienen gas. Ahora hay mucha gente que se mudó a este sector, muchas familias que están construyendo con los créditos Pro.Cre.Ar entonces el barrio creció mucho y el gas es una de las necesidades primordiales”.

El dirigente barrial asegura que fue “varias veces” al Grupo Servicios Junín, donde mantuvo reuniones con su director, Damián Itoiz, con el gerente, Rubén del Negro, “y dijeron que van a hacer este sector, pero no se hizo nada, la gente insiste y espera que lo hagan”.

Con todo, Peralta agrega que no le confirmaron una fecha de inicio de obras, aunque sí le informaron que el barrio Norte iba a ser incluido en la primera etapa de extensión de la red en la que se iban a incorporar 15 barrios.

En tanto, Peralta comenta que otro de los reclamos recurrentes de los vecinos tiene que ver con el pavimento.

“La gente que tiene todos los servicios también pide asfalto”, dice el presidente de la sociedad de fomento, para luego agregar: “Actualmente hay asfalto sólo en República, en Libertad y una cuadra que se hizo en el tiempo de Abel Miguel. Se hicieron algunas cuadras de mejorado y cordón cuneta, pero nos piden el asfalto, y hay gente que lo puede pagar. Yo se lo dije a (el secretario de Obras Públicas Agustín) Pinedo, que junte a la gente del barrio y si no lo van pagar, que no lo pongan. Pero yo no quiero estar ‘jugando’ con los vecinos, que lo ponen, me dijeron que no y así. En cuanto al cordón cuneta, faltaría el sector de Cichero hacia la ruta, que serían siete cuadras, más o menos”.

Asimismo, Peralta advierte que del lado de república hacia las afueras “es un desastre”, ya que solamente se está haciendo cordón cuneta en tres o cuatro cuadras, pero hay un sector muy grande que es de calles de tierra y “la gente se queja mucho” por los anegamientos.

Finalmente, en referencia al alumbrado público, los vecinos de esta zona señalan que hay algunos puntos críticos: “Sería bueno que pongan más luces, sobre todo en Avenida Libertad, donde la iluminación es pésima, la arboleda tapa todo y hace dos años que insistimos con que solucionen eso”.

Otra zona con dificultades es la de Azcuénaga y Avenida Libertad, donde hay mucha oscuridad y, además, “ahí hay como un bosque que lo hace muy peligroso”.

Otros temas

Un punto que históricamente generó reclamos en este sector es el de la inseguridad y, en tal sentido, Peralta sostiene que, en la actualidad, “está más o menos bien”. No obstante, remarca que “hace un tiempo habían puesto policías en Libertad, una calle muy transitada, con muchos comercios y sin una buena iluminación. Pero eso duró una semana y después los sacaron”.

De hecho, ésa no es la única falencia que advierte el fomentista en cuanto a la falta de presencia policial: “También se veían los patrulleros más seguido, si andan yo no tengo problemas en decirlo, pero ahora no se ven”.

Por otra parte, el tránsito también sigue siendo un tema crítico en el vecindario.

Los inconvenientes más importantes están sobre las avenidas República y Libertad, pero también en la calle Necochea, “por donde se circula mucho para ir o venir del barrio San Antonio”, y en Laprida o Cichero “que se usan para evitar el semáforo de Libertad y República”.

Peralta explica que “en el barrio hay muchos chicos jugando” y asegura que “es una suerte que no haya pasado nada, porque los vehículos andan muy rápido”.

La sede

Con un gran esfuerzo, la actual comisión directiva de la Sociedad de Fomento está construyendo un salón en su sede, en la esquina de Laprida y Entre Ríos.

“De a poco vamos haciendo algunas cosas en el salón, que es muy grande y estamos trabajando desde hace cinco años”, cuenta Peralta, y enseguida puntualiza: “A veces somos pocos aportando tiempo y esfuerzo en este lugar. Esto se hace todo a pulmón, con rifas, con peñas y otros eventos que nos ayudan a hacer algo. Además, tenemos la suerte de que un corralón nos fía. Hoy por hoy nos faltaría poner el piso y la cerámica del baño, con eso estaría prácticamente listo”.

Es por ello que el presidente de la sociedad de fomento convoca a los vecinos para que se sumen a la entidad barrial para poder mejorar la infraestructura del lugar. “Me gustaría que se integren otras personas, gente joven, que siga con esto”, concluye.

Coment� la nota