Barrio Morgante: la cooperativa solicitó una semana más de plazo

Cuando todo parecía definido, el último domingo la situación del barrio Morgante tuvo un nuevo giro. Imprevistamente, las autoridades de la Cooperativa se presentaron en la asamblea
-en la que los preadjudicatarios debían decidir si aceptaban que la obra fuese continuada por el municipio- y pidieron una semana de plazo para presentar un plan alternativo para la finalización de la obra.

La visita de Oscar Pérez (acompañado de dos supuestos representantes de la Federación de Cooperativas de la Provincia) tuvo por objeto solicitar a los más de 150 preadjudicatarios reunidos en el primer piso del Cine Teatro, una semana de plazo. Según dijeron, el próximo domingo presentarán un plan para la finalización de la obra, que incluirá la construcción de 50 viviendas adicionales, para atender el caso de todos los inscriptos en el listado.

El reconocimiento por parte de la institución de que la cantidad de planes vendidos excedía las viviendas disponibles, desató la bronca de muchos de los preadjudicatarios, que pidieron explicaciones sobre esa venta adicional, a la que varios calificaron de "estafa". Los cooperativistas respondieron que "no tenían todas las respuestas", pero que contaban con terrenos adicionales para construir viviendas para todos.

Cuando la discusión subió de tono, los representantes de la cooperativa dijeron tener el aval del administrador del Instituto de la Vivienda, y afirmaron que los funcionarios de la entidad que se presentaron junto con el intendente Arrieta carecen de poder de decisión.

Más tarde dijeron que la cooperativa estaba dispuesta a accionar legalmente si se decidía quitarles la obra, e insistieron en que los terrenos sobre los cuales se construye el barrio pertenecen a la entidad, y que en caso de desvincularse, los preadjudicatarios perderán la inversión realizada.

Los preadjudicatarios decidieron esperar una semana más, pero dejaron claro de que no escucharán la propuesta de la cooperativa a menos que se presenten con el listado de adherentes debidamente actualizado y depurado.

En tanto, a media mañana del lunes un grupo de preadjudicatarios mantendrá una reunión en el municipio, donde se informará sobre esta nueva situación. La idea de los beneficiarios del plan es poder sentar en una misma mesa al Instituto, la Cooperativa y el municipio, para darle una solución definitiva al problema que ya lleva una década.

Comentá la nota